Home / Crónicas  / ‘Sentido’: los aires sanluqueños de Diego Villegas y compañía

‘Sentido’: los aires sanluqueños de Diego Villegas y compañía

El saxofonista sanluqueño Diego Villegas lidera el espectáculo de clausura del ciclo ‘Cádiz Flamenco’, una propuesta sencilla que conecta con el espíritu de los tablaos.

Terminó el ciclo Cádiz Flamenco como empezó: con un Centro de la Merced abarrotado, aunque ya sin mascarillas, y con un público variopinto en edades y procedencias, plural como es la nueva afición jonda. Demasiado tiempo ha estado este arte relegado al ámbito de las peñas o a festivales puntuales en una de sus cunas: sin duda hacen falta más programaciones estables, más formación de espectadores, pero cabe celebrar que se estén dando pasos al respecto.

 

El broche lo puso Sentido, un espectáculo procedente de Sanlúcar de Barrameda, tierra que ha dado voces como La Sallago y guitarristas como los hermanos Manolo e Isidro Muñoz, y que sigue aún hoy alumbrando nuevos talentos en todas las disciplinas. Entre ellos destaca Diego Villegas, un saxofonista, armonicista y flautista al que hemos tenido el gusto de ver crecer en pocos años, tanto en solitario como acompañando a grandes figuras, la última de ellas la bailaora Sara Baras.

 

Junto a Diego, comparecían dos buenas bailaoras, Raquel Villegas y Noelia Vilches, bien conocidas por los asiduos del sanluqueño Bodegón A contratiempo; la guitarra de Manuel López, Niño Manuel, y el cante de Manuel Soto y Ana Gómez. De hecho, en un algo confuso texto introductorio se informaba al espectador de que el propósito de Sentido es recrear la atmósfera del citado bodegón, con la inmediatez y la vibración propia de estos espacios.

 

Desde el principio queda patente que es Villegas quien se echa sobre los hombros el peso musical de la propuesta, cambiando de instrumento a cada rato y demostrando virtuosismo en todos ellos. Vientos muy cantaores los suyos, de indisimulable ascendencia jorgepardiana –y antonioserrana en la armónica, aún más inevitable–, pero que buscan constantemente su acento propio, como corresponde a alguien con verdadera vocación creadora. 

 

 

«El cronista se llevó en la retina unas cuantas bellas estampas de baile, una renovada admiración por la capacidad de Diego Villegas y la convicción de que Sanlúcar puede reclamar –si se lo propone y sigue contando con embajadores como el saxofonista– su espacio en el mapa del flamenco actual»

   

 

 

 

 

El resto se lo reparten equitativamente sus compañeros a lo largo de un repertorio con momentos sabrosos que pasan por los tangos, la taranta o la malagueña, sin olvidar el guiño camaronero en las notas de la Nana del caballo grande. Brilló Raquel Villegas con los palillos y Noelia Vilches especialmente con los pies; el desbordante torrente vocal de Ana Gómez se engarzó bien, con algunos cantes al alimón, con el hermoso rajo de la voz de Manuel Soto, mientras que la sonanta de Niño Manuel optó por sonar efectiva pero discreta, al servicio de los demás.

 

No puede decirse, sin embargo, que la propuesta sea del todo redonda. El ritmo se vuelve algo lento, sobre todo en el modo en que se estiran las introducciones. Los bailes quedan también lastrados por cierto efectismo en los remates, que apelan abusivamente al aplauso instantáneo. Resabios, quizá, de las rutinas de tablao que algunos hubiéramos preferido ver sustituidas por otras fórmulas, tal vez una búsqueda más trabajada de la emoción. El respetable, eso sí, aplaudió mayoritaria y puntualmente.             

 

Este cronista no pudo quedarse hasta el final por tener que desplazarse a la vecina San Fernando para ver a Arcadi Espada, que presentaba su libro escrito junto a Antonio España, el interesantísimo Molde roto; pero se llevó en la retina unas cuantas bellas estampas de baile, una renovada admiración por la capacidad –no solo pulmonar– de Diego Villegas y la convicción de que Sanlúcar puede reclamar –si se lo propone y sigue contando con embajadores como el saxofonista– su espacio en el mapa del flamenco actual. 

 

Fotos: Antonio Barce    

 

 

Ficha artística

Sentido
Ciclo Cádiz Flamenco
Centro Flamenco de la Merced de Cádiz, 23 de junio
Cante: Ana Gómez y Manuel Soto
Baile: Raquel Villegas y Noelia Vilches
Guitarra: Manuel López
Vientos: Diego Villegas

 

 

 

Comparte este artículo

Un pie en Cádiz y otro en Sevilla. Un cuarto de siglo de periodismo cultural, y contando. Por amor al arte, al fin del mundo.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X