Home / Firmas  / Festival de Cante Jondo de Moguer: la tradición y la fuerza

Festival de Cante Jondo de Moguer: la tradición y la fuerza

El Festival de Cante Flamenco de Moguer celebró su 48ª edición el sábado 9 de julio. El elenco artístico estuvo a la altura: José Mercé, Ángeles Toledano, Joaquín Grilo y Vicente Redondo El Pecas, entre otros. Uno de los festivales veraniegos con más tradición y fuerza.

Moguer… ¡¡ay, Moguer!! Desde hace años, la cita del segundo sábado de julio la marco en el calendario como propia y preferente. Como parte indeleble a mi ser y sentir flamenco. No en vano, las calles, rincones, olores, sabores y los aficionados y aficionadas de este municipio onubense siempre me han acogido con el calor que se arropa a las personas que estimas y consideras, en parte, como tuya. Moguer no es sólo campiña y tierra de verso; también es tierra de buen cante. Es la cuna de Pepe Rebollo y Dolores Parrales La Parrala. El primero, enorme cantaor del primer tercio de siglo XX, creador de una de las variantes más importantes del fandango de Huelva, y la segunda, quizás la cantaora más célebre y triunfante de su época. Nacida a mediados del siglo XIX, llegó a los escenarios de París, donde obtuvo grandes reconocimientos, y fueron importantísimas sus aportaciones al cante de Huelva y al cante en general.

 

Hermoso es llegar a la Caseta ferial de Moguer y ver la Iglesia de la Granada iluminada tras el escenario. La Giralda de Moguer, tal la versaba Juan Ramón Jiménez. Y tradicionales son sus mesas acopladas en el recinto, donde reuniones de buenísimos aficionados y aficionadas comparten, con absoluto respeto al artista, no sólo las viandas con las que amenizan la noche, sino también las conversaciones de buen cante con los que visitamos la tierra, en parte porque nos sentimos en casa. Y aunque detrás de todo ello existe el trabajo impagable de la Peña de Cante Jondo de Moguer, hay que ser agradecido y hacer mención a la apuesta que las autoridades llevan haciendo varios años por el mantenimiento del mismo. Ayuntamiento de Moguer y Diputación Provincial de Huelva avalan que el Festival pueda seguir adelante edición tras edición.

 

El Festival de Cante Flamenco de Moguer está a punto de celebrar sus bodas de oro. En poco más de dos años lo hará. El sábado 9 de julio celebró su 48ª edición, contando con un elenco artístico en consonancia a la importancia que requiere este evento, y homenajeando a un artista de talla como es  José María Rodríguez, José María de Lepe, guitarrista, cantaor y compositor nacido en la localidad costera que lleva como nombre artístico.

 

Arrancó el festival, presentado por la periodista sanjuanera Ana Gil, con el susodicho homenaje a José María, que tantas veces compartió escenario con artistas de la talla de Paco Toronjo, Manuela Sánchez Niña de Huelva, entre otros, además de ser letrista y compositor, habiendo sido parte activa del cuadro de cante de la Peña Cultural Flamenca Femenina de Huelva durante varias décadas y tener dos discos en el mercado. No pudo ser de otra manera, y una vez recibido el reconocimiento que el festival le otorgó se lanzó al escenario para interpretar creaciones personales por fandangos dedicados al municipio moguereño. Entre ellos, cabe destacar el fandango final, que popularizara Paco Toronjo:

 

Cultura…
hay quien dice por hablar
que Huelva no es tierra de cultura
y hemos llegado a tener
Nobel de Literatura
Juan Ramón nació en Moguer.

 

Seguidamente, el cantaor jerezano José Mercé, quien actuaba como cabeza de cartel, fue el primero en subir a las tablas del recinto ferial, sede del Festival. Algo inusual, quizás, la actitud de José. No es normal observar cómo el principal reclamo de un evento de estas características es el encargado de romper el hielo, mas así sucedió. Escoltado por la flamenquísima guitarra de Antonio Higuero, comenzó cantando por malagueñas del mellizo. No fue su mejor cante, pero sirvió para hacer voz y empezar a convocar a los duendes. En favor de Mercé tengo que decir que vino a dar los veinte reales del duro. José es un cantaor que desde hace varias décadas abre el abanico de su voz a otras influencias, aunque su incomparable eco no esconda su procedencia y su forma de sentir. No lo dudó, se lanzó de lleno al cante por soleá y a la siguiriya, donde los aficionados reconocimos al mejor José. Sonaron a tabanco y Jerez. Eso creo que lo dice todo. Cantó por fandangos, erizando algún que otro vello, y siempre con el recuerdo a su hijo Curro. En las bulerías, José y Antonio, Mercé e Higuero. Un compendio de sonidos que nos recuerdan el paisaje de procedencia de ambos y la veteranía de unos primeros espadas. No faltó la pataíta, y para culminar, a modo, de bonus track, regaló Aire, el tema que a principios de la década de 2000 popularizara con su fiel escudero Manuel Morao Junquera Moraíto.

 

 

«José Mercé vino a dar los veinte reales del duro. Se lanzó de lleno al cante por soleá y a la siguiriya, donde los aficionados reconocimos al mejor José. Sonaron a tabanco y Jerez»

 

 

Le siguió la jiennense Ángeles Toledano con la guitarra de Benito Bernal. Cantaora con un exquisito metal de voz y unas facultades incalculables. No sé si salir detrás del maestro jerezano fue lo mejor que pudo ocurrirle, pero así fue. Se armó de ganas y lanzó su repertorio con aires de Pastora. No obstante, no enganchó con el público. Quizás le faltó un poquito de pellizco que nos hiciera revolvernos en algún momento. La noté muy encorsetada en sus maneras y giros, con influencias claras a los nuevos aires que recorren el cante flamenco. Ángeles es una cantaora con unas cualidades magníficas y así lo seguirá demostrando en cada uno de los escenarios que pise.

 

Y se subió a las tablas Joaquín Grilo. No es corriente que un bailaor abra por fandangos. Pero Joaquín así lo hizo. Acompañado por el cante de Manuel Tañé y Juan de la María. La veteranía es un grado. Hace tiempo que Joaquín es el gran bailaor que no solo vemos, sino que sentimos. Brazos al aire. Aficionados como yo nos hastiamos de bailaores que hacen de su cuerpo un timbal o que arman sus composiciones bailaoras sólo a la fuerza de piernas e incontables saltos. Joaquín Grilo es elegante y sabe descomponer su figura para que el espectador y el buen aficionado capten su esencia y le transmitan su agrado en forma de olé. Caña, alegrías y, cómo no, la bulería de su tierra, que bordó. Si buena y flamenquísima fue la actuación de Joaquín, no se queda atrás el elenco artístico que lo arropaba en un cuadro digno de los mejores pintaores. El cante de Manuel Tañe y Juan de la María fueron los pinceles perfectos para que el bailaor jerezano pudiera darnos todo lo que llevaba dentro. El compás de Juan Diego Valencia y la guitarra del moguereño Francis Gómez Cruzado llevaron en volandas al bailaor y su arte. Arte con mayúsculas.

 

 

«Hace tiempo que Joaquín Grilo es el gran bailaor que no solo vemos, sino que sentimos. Brazos al aire. Lejos de esos bailaores que hacen de su cuerpo un timbal o que arman sus composiciones con piernas e incontables saltos, Joaquín es elegante y sabe descomponer su figura para que el espectador capte su esencia»

 

 

Y para cerrar la noche, ya bien entrada la madrugada, nuestro Pecas. Pocos artistas pueden presumir de un apoyo y cariño tan enorme como Huelva y su provincia tiene a Vicente Redondo El Pecas. Último eslabón que une esa cadena del tiempo llena de vivencias, rincones y sabores del flamenco de la capital onubense de los años 60 y 70 con el flamenco que se respira en la actualidad. Cantaor de corazón y nacimiento, y algo inherente a su sentir: mejor persona. Acompañado de Antonio y Manuel Montes Saavedra Los Mellis, a las palmas y coros, y de Francis Gómez Cruzado a la guitarra, con la colaboración de Antonio Amaya El Petete al baile, Pecas se acordó por Tarantos de El Muela, y por soleá del añorado Antonio García El Brujo, al que no sólo le unía el cariño personal, también, una forma de sentir el arte que transmite en cada eco de su cante. Cantó por alegrías, prosiguiendo por fandangos de Huelva. Bajo mi punto de vista, los fandangos fueron el mejor cante que ejecutó. Quizás acordándose de esos años que cada vez que sube a un escenario recuerda. Años en los que era un niño, en los que su universidad cantaora fueron las noches de aprendizaje y fatigas, pero sobre todo dándole una impronta y un compás singular. Finalizó por bulerías, dejándonos el buen sabor de boca al que normalmente nos acostumbra.

 

El Festival de Cante Flamenco de Moguer se ha convertido en el devenir del tiempo en uno de los festivales con más tradición y fuerza del verano. Además del propio Festival, los actos se han acompañado de una semana de actividades flamencas por donde han pasado Samuel Serrano, Rosario La Tremendita, María Canea y María Marín, así como la conferencia de Ramón Arroyo Parazuelo Vida y Obra de Paco Toronjo, donde pudimos no sólo aprender más sobre el alosnero universal, sino escuchar grabaciones inéditas de este artista y su madre Juana Miguel Toronjo. Magnífico documento el que nos mostró el maestro Arroyo.

 

Y ya solo me queda decir: Moguer… ¡¡ay, Moguer!! (Como al principio).

 

Fotos: Jesús García Serrano – Diputación de Huelva

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Texto: Jesús Naranjo

 

 

Ángeles Toledano. 48º Festival de Cante Jondo de Moguer. 9 julio 2022. Foto: Jesús García Serrano

 

Joaquín Grilo. 48º Festival de Cante Jondo de Moguer. 9 julio 2022. Foto: Jesús García Serrano

 

Joaquín Grilo. 48º Festival de Cante Jondo de Moguer. 9 julio 2022. Foto: Jesús García Serrano

 

El Pecas. 48º Festival de Cante Jondo de Moguer. 9 julio 2022. Foto: Jesús García Serrano

 

El Pecas, Petete y Francis Cruzado. 48º Festival de Cante Jondo de Moguer. 9 julio 2022. Foto: Jesús García Serrano

 

José María de Lepe. 48º Festival de Cante Jondo de Moguer. 9 julio 2022. Foto: Jesús García Serrano

 

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X