Home / Firmas  / Esteban de Sanlúcar e Hispanoamérica (I): el Danzón Cubano

Esteban de Sanlúcar e Hispanoamérica (I): el Danzón Cubano

El guitarrista Esteban Delgado Bernal (Sanlúcar de Barrameda, España, 1912 - Buenos Aires, Argentina, 1989), de nombre artístico Esteban de Sanlúcar, acompañó a los grandes de la época: Mairena, Pastora, Pinto, Caracol, Valderrama, Marchena

Imagen superior: Luis Caballero, Esteban de Sanlúcar, Naranjito de Triana y Camilo Salinas, en el Hogar Hispano de Valencia del Rey Venezuela, 1978. Foto: Archivo Luis Caballero Polo

 

Este artículo no se hubiera escrito sin la excelente colaboración de Sergio Enrique Sartorio. Sergio es argentino, maestro de escuela, guitarrista, locutor del programa de radio flamenco Clavijas de Madera, de Antena Pueblo Radio. Además de investigador, divulgador y archivista de todo lo que acontece en torno al flamenco en su tierra. También por su disponibilidad, atención, amistad, charlas y nuestro canal. Y por ser el mediador para facilitar tanto la documentación para su estudio como la publicación de esta grabación inédita de Esteban de Sanlúcar.

 

Para situarnos en la historia, Esteban Delgado Bernal, Esteban de Sánlucar, llega a Buenos Aires en 1944 con la compañía de Doña Concha Piquer. Años atrás deja una dilatada carrera como guitarrista de acompañamiento en España. Esteban de Sanlúcar acompaña a todo el elenco artístico y flamenco de la época. Destacamos a Antonio Mairena, Niña de los Peines, Pepe Pinto, Caracol, Juanito Valderrama, Marchena, El Sevillano, El Cojo de Huelva, Paco Mazaco, Manuel Vallejo o Pericón de Cádiz.

 

Esteban se asienta en tierra bonarenses y conecta con un círculo de amigos en torno al flamenco. Su guitarra toma importancia dentro del ambiente flamenco y musical de Buenos Aires. A la vez, se extiende su importancia como guitarrista por Hispanoamérica. Esteban también trabaja en México y Venezuela. En la ciudad de Caracas se asienta durante un tiempo, para años más tarde volver a Argentina. Y en la ciudad de Mar de Ajó se compra una casa para sus periodos estivales, una ciudad que le recuerda su Bajo de Guía de Sanlúcar de Barrameda. En esta época trabaja en los tablaos y colmaos más importantes, como son El Tronío, Colmao Sevilla, Teatro Avenida, todos en Buenos Aires. En Caracas, en el Café de Chinitas o Los Tarantos y el Tablao Gitanerías de México. Junto a figuras como Ángel Pericet, Miguel de Molina, Lola Flores, Paquita Rico o Angelillo. Además, muchos artistas que llegan de España y solicitaban sus servicios guitarrísticos, como su sobrino Naranjito de Triana. Y hace amistad con grandes artistas como Luis Caballero Polo, Andrés Batista o Mario Escudero.

 

Respecto de los amigos que tuvo Esteban aquí –él decía: “Amigos pocos, pero buenos”–, hay que señalar a Pepe Monreal, Camilo Salinas y Manolo Yglesias. Aunque también tuvo buena relación con Fernando Luque, aficionado de Tucumán y tío de Daniel Luque, muy buen aficionado. Y de algunos iremos hablando a lo largo del artículo, puesto que son importantes para conocer la historia flamenca de Argentina en esta época histórica.

 

 

«Esteban de Sanlúcar tuvo bastante actividad en Hispanoamérica, hasta el punto que llegó a ser un referente de la guitarra flamenca. Aprovechó los conocimientos que poseía para seguir aprendiendo de otras músicas autóctonas hispanoamericanas»

 

 

Pepe Monreal, Inocente Monreal Espinosa, nace en 1915 en la manchega población de Campos de Criptana. Pasa su infancia en España, en su estancia en Madrid toma clases con Rafael Nogales y Ramón Montoya. Conoce a Niño Ricardo y Manolo de Huelva y hasta su viaje a Argentina en 1945 trabaja en diferentes espectáculos y tablaos españoles. En Buenos Aires forja buena amistad con Esteban de Sánlucar. Ambos, junto al Niño Posadas, son considerados como los creadores de la Escuela Argentina de Guitarra Flamenca. Pepe es un hombre silencioso con un carácter peculiar, aunque tiene fama de guasón. Alterna su profesión de tocaor con la docencia de la guitarra, pues de su alumnado surgieron algunos buenos guitarristas, como es el caso de Agustín Hellín. Pepe es un profesional muy respetado en el mundo del espectáculo, correcto, ducho en su trabajo, dedicado y consecuente. Incluso Paco de Lucía frecuenta su casa cuando está en Buenos Aires. Pepe Monreal fallece en Buenos Aires en 2001, dejando una verdadera antología flamenca de grabaciones caseras de muchos e importantes artistas.

 

 

 

 

Camilo Salinas nace en Buenos Aires en septiembre de 1934. Estudia guitarra clásica de adolescente y más adelante toma clases de flamenco, primero con Niño Posadas y años más tarde con Pepe Monreal. Poco a poco se gana un sitio en el ambiente flamenco argentino de los años cincuenta. Trabaja con artistas como Rafael de Triana, Antonio Ronco, la compañía de Ángel Pericet o Pepita Ortega. Se casa con Pepita Ortega, sobrina de Luis Caballero Polo, y juntos pasarían su vida asentados en Argentina y Venezuela. Camilo encuentra, a lo largo de su vida, la amistad verdadera con Mario Escudero, Antonio Piñana, Paco Vallecillo, Jose Luis Postigo o Manolo Yglesias, con el que trabaja a principios de los noventa junto a Sergio Sartorio. Además de guitarrista hace una labor extraordinaria como docente de la guitarra y articulista flamenco, y arropado por su amigo Manolo Yglesias escribe el libro Tocaores. Camilo fallece en su ciudad natal en octubre de 2019.

 

Durante esta época, Esteban confraterniza con sus amigos no solo compartiendo charlas, grabaciones y música, sino muchos aspectos más. Crean un clima de convivencia excelente entre los típicos asados, chistes y quedadas entre amigos para contarse anécdotas y chascarrillos. Esteban recuerda cómo en casa de la familia de Jose Luis Vargas Quirós en Caracas se comió una palangana de berza. Entre sus anécdotas cuenta cuando vivía con una compañía con la que trabajaba, hacía de comer con camisa y un pantalón de pijama o de estar por casa y por supuesto el delantal. Otra donde contaba que una vecina que tenía en Argentina se sabía todas sus falsetas. Antonio Piñana, en una de las cartas que intercambiaba con Camilo Salinas, le contaba que no había visto a ningún flamenco comer como comía Esteban de Sanlúcar.

 

 

«El Danzón Cubano de Esteban de Sanlúcar es una grabación doméstica e inédita. No se sabe si es una creación del propio Esteban o se trata de una recreación interpretativa de una música popular, conocida y estudiaba por el propio guitarrista»

 

 

Esteban tiene bastante actividad en Hispanoamérica, hasta el punto que llega a ser un referente de la guitarra flamenca. Compone sus principales obras e incluso comparte muchos conocimientos con su gran amigo Manolo Yglesias. Esteban aprovecha los conocimientos que posee para seguir aprendiendo de otras músicas autóctonas hispanoamericanas.

 

Aunque el de Esteban de Sanlúcar es un toque lleno de flamencura, en él se percibe la influencia musical de la escuela bolera y sus danzas. Y en este caso presentamos una pieza distinta. Desde el más puro toque flamenco, Esteban interpreta una pieza del folclore hispanoamericano, rítmica, alegre y con ese sabor musical del estilo que interpreta. Toca un danzón cubano, una pieza inédita dentro del repertorio de este guitarrista.

 

 

Camilo Salinas, Esteban de Sanlúcar y Manolo Yglesias, en la academia de guitarra de Esteban de Sanlúcar en Caracas a comienzo de los años setenta. Foto: archivo Manolo Yglesias

 

 

El danzón es una música de ritmo bailable rápido y originaria de Cuba. Tiene aspectos musicales relacionados con la habanera, pero sobre todo con la música criolla. Esta música viene de la original danza criolla creada en 1879 por el compositor Miguel Faílde Pérez. En la segunda mitad del siglo XIX, este estilo musical se puso muy de moda en la isla. En Cuba se suele interpretar con instrumentos de viento, flauta, violines, timbales y percusión cubana. Y forma parte de la música tradicional de Cuba y México. No obstante, su estudio se populariza por toda Hispanoamérica.

 

El Danzón Cubano de Esteban de Sanlúcar es una grabación doméstica e inédita. Estaban la realiza en casa de Pepe Monreal en los años sesenta, cuando tiene alrededor de cincuenta años. No se sabe si es una creación del propio Esteban o se trata de una recreación interpretativa de una música popular, conocida y estudiaba por el propio guitarrista. La pieza musical está en una tonalidad mayor dentro de un ritmo cuaternario. Esteban utiliza varias técnicas con una complejidad que se perciben a través de la audición. Tiene una melodía reconocible acompañada de unos bajos y acordes bien marcados y definidos. Realiza una ejecución limpia, arpegiada, pulsada y técnica llevando la musicalidad hacia la música criolla. Esa limpieza en el toque permite que percibamos el fraseo de las distintas partes de la que consta la pieza. Esta obra está en una cinta de casete. La cinta la cede a Sergio Sartorio su amigo Camilo Salinas en 1993 tras su regreso de Venezuela. Y es, seguramente, la única copia que queda. Un detalle que añadir es que el maestro Pepe Monreal poseía un grabador Geloso. Un grabador que tiene el carrete abierto. Los mismos Esteban y Paco graban ahí, además de otros artista y de las grabaciones domésticas de Pepe Monreal. Por lo que vamos a escucharlo y disfrutarlo.

 

 

Esteban de Sanlúcar – Danzón cubano. Grabación doméstica e inédita realizada en casa de Pepe Monreal, años sesenta.

 

 

*Próxima entrega: Esteban de Sanlúcar e Hispanoamérica (II): variaciones de pasodoble

 

→  Ver aquí los artículos de Juan Israel Torres Toscano en Expoflamenco

 

 

Comparte este artículo

Huelva, 1977. Maestro y guitarrista apasionado del flamenco. Investigador y divulgador de nuestra cultura. El camino del compás le lleva a ser un docente con duende.

7 COMMENTS
  • Juan Carlos Sartorio 6 julio, 2022

    Excelente nota de Esteban de Sanlucar!!!! Felicitaciones!!!

    • Juan Israel Torres Toscano 6 julio, 2022

      Muchas gracias por su comentario. Un placer escribir de grandes maestros.

  • Maria Salnas 6 julio, 2022

    Excelente nota de Sergio Esteban,Excelente compositor, guitarrista y amigo de la familia. En el cielo sigues tocando tu guitarra junto a Camilo(mi padre) y seguirán haciendo chistes. Beso al cielo

    • Juan Israel Torres Toscano 6 julio, 2022

      Muchísimas gracias por sus comentarios.

  • Sergio Enrique Sartorio 6 julio, 2022

    Estimado amigo Israel, te estoy muy agradecido por recordar en tu artículo a estos flamencos del sur. Su lectura no solo me ha conmovido por el recuerdo de tan preciados amigos, sino por tu compromiso y entrega apasionada en tratar de comprender qué nos pasaba y nos pasa a los aficionados en estas lejanas tierras…Dicen que de lejos se ve más claro, perfectamente aplicable en tu caso. Muchos aquí, en la que alguna vez fue llamada “La Reina del Plata”, le entregaron gustosa y gratamente la mayor parte del tiempo de su vida a la afición y a este desvelo que tanto nos gusta como cuánto nos propone reflexionar. Y entiendo este artículo como una caricia al alma de estos flamencos del sur. Gracias por el reconocimiento y tu valiosísima amistad. Desde Buenos Aires, tu amigo Sergio E. Sartorio.

    • Irra Torres 7 julio, 2022

      Sin palabras amigo mío y enormemente agradecido por todas las cosas.

  • bruno pedros 20 julio, 2022

    Estebn de Snlucr fue un grnn rtist y compositor pr l music flmenc ole que preciosid

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X