Home / Internacional  / Fernando del Morao, rumbo a Argentina y Uruguay

Fernando del Morao, rumbo a Argentina y Uruguay

El guitarrista jerezano más joven de la familia de los Morao viaja este Miércoles Santo hasta Sudamérica para realizar una gira de actuaciones, talleres y clases magistrales junto a artistas argentinos.

La saga de los Morao sigue dando sus frutos. El sonido que ofrecen sus guitarras es admirado y requerido en cualquier rincón del mundo. “¡Qué de menos se echa a Moraíto!, ¡qué prontito nos dejó!”, se escucha en Jerez prácticamente todos los días cuando se reúnen aficionados y artistas. El más joven la familia (profesional), que ya tiene treinta años, es Fernando Romero Moreno, vive en pleno barrio de Santiago y se lamenta continuamente de la ausencia de su tío, al que sí conoció bien pero nunca lo bastante como le hubiera gustado.

 

El hijo de la Mini, hermana de Moraíto, tiene su sello bien marcado gracias a esos ratos en reunión donde escuchaba el rasgueo único de las sonantas de su gente. Es nieto de Juan Morao, sobrino nieto por tanto de Manuel, el patriarca gitano de la ciudad y una referencia incuestionable del toque jerezano en su historia.

 

 

«Fernando del Morao será el capitán de un nutrido grupo de artistas de orígenes argentinos como Mixtlan Arjona (flauta flamenca) y Melisa Picón (bailaora), dos artistas que se sienten medio jerezanas»

 

 

A pesar de que nace con una guitarra bajo el brazo, aprende a desenvolverse con el maestro Manuel Lozano ‘El Carbonero’, con quien también aprendió su primo Diego del Morao y otras innumerables primeras figuras del toque de la ciudad y fuera de ella. En contra de lo que habitualmente se ha dicho, venir de una familia de relevancia en el flamenco “no siempre te abre las puertas o te lo pone más fácil, hay que ganarse el sitio por méritos propios”, asegura Fernando.

 

No tiene nada que ver, pues, la experiencia de este guitarrista con la del hijo de Moraíto –Diego del Morao–, que, como reconoció en esta entrevista en Expoflamenco, pasó del instituto a tocarle a La Macanita y a José Mercé. Fernando ha ido creciendo poco a poco y, aunque se encuentra en un “momento feliz”, todavía espera ese salto a una nueva y mejor etapa en la que pueda acompañar a grandes artistas de su generación en escenarios de festivales o peñas importantes. No es que no lo haya hecho hasta ahora. Ha actuado junto a Pansequito o Aurora Vargas en el Lope de Vega de Sevilla, forma parte del elenco habitual del bailaor Edu Guerrero o Fernando Jiménez, grabó con Manuel Parrilla el disco Pasaje en el Tiempo junto al cante de Rafael del Zambo, Enrique Remache y Manuel de la Nina, sin olvidar sus comienzos con el grupo jerezano Soniquete, con el que conoció los escenarios de forma más profesional. No le ha faltado trabajo, pero a la par entiende que “tenemos las oportunidades contadas”, refiriéndose a sus compañeros de generación.

 

“Es una pena que Rafael del Zambo esté a punto de sacar al mercado su primer disco en solitario y no se lo estén poniendo fácil para presentarlo al público, o que nadie se acuerde de Manuel de la Nina cuando es uno de los mejores cantaores de esa edad (nace en 1995), o que Enrique Remache no esté rifado en las peñas y tenga que estar dedicándose a otras labores en estos momentos…”, añade sin rencor, pero analizando la realidad que percibe. Insiste en que “no se confía del todo en los artistas jóvenes en Jerez y hay que luchar día a día”.

 

 

«El proyecto lo inicia la bailaora Carito Echegaray desde Argentina, y se suman el guitarrista Rodrigo González, los cantaores Eugenio Romero y Maximiliano Serral, y el percusionista Juan Romero, entre otros»

 

 

Por ello, el Miércoles Santo, ese día en el que sale en procesión la imagen del Prendimiento, devoción de los gitanos de su barrio, Fernando viajará hasta Sudamérica para realizar una gira de actuaciones, talleres y clases magistrales por las ciudades argentinas de Buenos Aires, Córdoba, La Plata y Mendoza, pasando también por Montevideo (Uruguay). Él será el capitán de un nutrido grupo de artistas de orígenes argentinos como Mixtlan Arjona (flauta flamenca) y Melisa Picón (bailaora), dos artistas que se sienten medio jerezanas por el tiempo que llevan compartiendo momentos de arte en esta ciudad. El proyecto lo inicia la bailaora Carito Echegaray desde Argentina, y se suman el guitarrista Rodrigo González, los cantaores Eugenio Romero y Maximiliano Serral, y el percusionista Juan Romero, entre otros.

 

El guitarrista dice que “voy con mucho gusto y mucha honra a trabajar tan lejos porque la cosa aquí está difícil, porque somos tantos que no hay para todos”. Y se enfrenta a esta gira como “una oportunidad para abrir nuevos campos y territorios”. Fernando aprovechará este viaje para presentarse al público en solitario, como protagonista de conciertos en los que interpretará tanguillos, tangos, la seguiriya, y no faltarán esas bulerías de la casa con “soniquete, aire y el swing del toque gitano de los Morao”.

 

 

El guitarrista jerezano Fernando del Morao. Foto: Juan Garrido

 

 

Comparte este artículo

Jerez, 1991. Flamenco y comunicación las 24 horas del día. Desde 2012 en prensa escrita, tertulias radiofónicas, programas de tv, presentación de festivales, revistas especializadas... En mi familia todos bailamos por bulerías, aunque yo soy el único periodista.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X