Home / NEWS Opinión  / El más rico filón

El más rico filón

Sergio de Lope, Lara Wong, Alfonso Aroca, Abdón Alcaraz, Óscar de Manuel o Gautama del Campo. Tanto ellos como el Cante de las Minas seguirán explotando ese filón que se ha abierto en la música flamenca. ¡Larga vida al instrumentismo!

Comenzaba mi anterior artículo de opinión asegurando que las propuestas más interesantes en el flamenco actual las estaban haciendo los instrumentistas. Los últimos en llegar a este arte han encontrado un campo fértil aún sin cultivar, y no han perdido ocasión de aprovecharlo para hacer germinar en él sus propuestas.

 

Tocar flamenco con instrumentos distintos de la guitarra no es nada nuevo, lo sé. Arturo Pavón, sólo por poner un ejemplo, lo hacía con su piano hace más de medio siglo. Sin embargo, es en este momento en el que considero que existe propiamente el género de instrumentista y que se está desarrollando con autonomía. Esta misma semana en Los Caminos del Flamenco, el programa de Televisión Española, tuvo su espacio el flautista Jorge Pardo, otro de los pioneros de este género que han desarrollado una importante carrera en solitario. No es ningún recién llegado, pero quizá nunca estuvo tan acompañado por tantos instrumentistas como en este momento.

 

A la expansión y difusión del género ha contribuido de forma decisiva La Unión con su Festival Internacional del Cante de las Minas. Hace doce años incorporaron el premio Filón al mejor instrumentista flamenco, una apuesta arriesgada de Francisco Bernabé, su entonces alcalde y presidente ejecutivo del certamen, por una idea original de Jose Manuel Gamboa, que contó con la aprobación de otros expertos asesores del festival minero como Paco Paredes. El resultado no ha podido ser mejor, pues la nómina de ganadores de este premio incluye nombres como el de Sergio de Lope, Lara Wong, Alfonso Aroca, Abdón Alcaraz, Óscar de Manuel o Gautama del Campo.

 

He tratado de seguir de cerca la trayectoria de cada uno de los ganadores y de muchos de los finalistas de este premio. La práctica totalidad de ellos están desarrollando una trayectoria profesional de éxito gracias a su esfuerzo y su talento, a lo que ha ayudado de forma decisiva el escaparate que supone ser premiado en el Festival de La Unión.

 

 

«El pasado noviembre, en el marco del Festival de Jazz de Cartagena, tuve ocasión de ver en directo la nueva propuesta del flautista Sergio de Lope, premio Filón de 2017. Ser de Luz es una obra de una calidad asombrosa»

 

 

El pasado mes de noviembre, en el marco del Festival de Jazz de Cartagena, tuve ocasión de ver en directo la nueva propuesta del flautista Sergio de Lope, premio Filón de 2017. Ser de Luz, que así se titula el trabajo discográfico que presentó, es una obra de una calidad asombrosa. Inspirada en un universo morentiano, no copia sino que recrea las músicas del maestro granadino. No dejen de verlo si tienen la oportunidad.

 

El primero de los premiados con el galardón unionense fue Abdón Alcaraz en 2010. He de confesar que en los últimos tiempos le había perdido la pista, pero nos volvimos a encontrar en la gala de los Premios de la Música de la Región de Murcia, donde fue galardonado por su Concierto Flamenco número 1 para piano y orquesta. Una propuesta completamente original, escrita íntegramente por este pianista y compositor murciano. He tenido ocasión de escucharla en Internet y es francamente interesante. Lo mejor de todo es que está escrita en su integridad para todos y cada uno de los instrumentos, incluida la voz de la cantaora, por lo que puede servir como obra didáctica en el futuro.

 

Lara Wong, por su parte, ha sido la más reciente ganadora del premio, en 2021. De momento es la única mujer en conseguirlo. Esta canadiense de origen chino y japonés tiene a su favor el componente exótico que, a qué negarlo, tanto interés despierta entre el público mayoritario. Siendo el del flamenco un mundo tan aparentemente cerrado, que una mujer canadiense de origen asiático toque así de bien flamenco llama la atención y para bien.

 

Sería prolijo analizar la trayectoria de tantos otros premiados en las once ediciones del trofeo, pero lo seguro es que tanto ellos como el Cante de las Minas seguirán explotando ese filón que se ha abierto en la música flamenca. ¡Larga vida al instrumentismo!

 

Imagen superior: Lara Wong en el Concurso de La Unión 2021. Foto: perezventana

 

 

Comparte este artículo

La Unión, 1993. Abogado en ejercicio en Cartagena. Concejal en el Ayuntamiento de La Unión. Escribe de forma periódica en algunos medios digitales de flamenco. Siente pasión por el legado cultural de su tierra, a la que está indisolublemente unido por medio del flamenco. Las minas del corazón, nadie sabe dónde están.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X