Home / Actualidad flamenca  / SOS: el flamenco se muere

SOS: el flamenco se muere

En 2019 seis millones de turistas internacionales visitaron los tablaos flamencos, que son cien en toda España con 3.400 empleos directos. Según la nueva Asociación Nacional de Tablaos Flamencos de España, estos espacios cerrarán sus puertas definitivamente si no hay urgentemente un Plan Nacional de Ayuda al Flamenco

Lo ha anunciado Federico Escudero, director general del famoso tablao madrileño Torres Bermejas, y presidente de la recientemente creada ANTFES, la Asociación Nacional de Tablaos Flamencos de España. Ninguno de los cerca de un centenar de establecimientos del sector volverá a abrir sus puertas en las actuales condiciones originadas de la crisis sanitaria de la Covid-19. Ello llevará inexorablemente a la muerte del flamenco. Para evitarlo, piden al Gobierno que elabore con urgencia un Plan Nacional de Ayuda.

En una rueda de prensa virtual, Federico Escudero ha presentado en público ANTFES, la Asociación Nacional de Tablaos Flamencos de España, que él mismo preside. Tras reivindicar la importancia de este arte en la cultura y el turismo, dos de las industrias nacionales más castigadas por la pandemia, denunció la ausencia de cualquier tipo de medidas paliativas por parte de la administración. «Los tablaos flamencos creamos destino turístico y cultural en nuestro país. En 2019 seis millones de turistas internacionales visitaron nuestros locales, que son aproximadamente cien en toda España. Es una industria que ha mantenido 3.400 empleos directos, más los que genera indirectamente. Necesitábamos unir nuestras fuerzas para tener una voz única ante las administraciones. Y eso es lo que hemos hecho».

 

«Los enemigos no son los empresarios. El enemigo está en la debilidad estructural del flamenco» (Luis Adame – Antfes)

 

«Voy a ser muy claro. Como no nos ayuden, los tablaos flamencos desaparecerán, y con ellos, todo lo que les rodea», ha afirmado Escudero con rotundidad. Para evitar la hecatombe, piden al Gobierno un Plan Nacional de Ayuda al Flamenco, que deberá velar por el mantenimiento de los empleos y los negocios hasta que se produzcan dos hechos inexcusables: la normalización del turismo internacional y la posibilidad de usar los aforos al cien por cien.

Seguidamente, Federico ha conectado mediante videollamada con los tres presidentes honoríficos de ANTFES, entre ellos las bailaoras Blanca del Rey y Cristina Hoyos, que defendieron a los tablaos como los auténticos depositarios de la esencia del espectáculo flamenco. Las universidades donde todos los artistas, como ellas mismas, han aprendido el arte para, más tarde, dar el salto a los grandes teatros. Por su parte, Luis Adame lanzó un mensaje de unidad y de solidaridad hacia los artistas, que lo están pasando muy mal. «Sin la unión de todos los sectores, el flamenco no tendrá voz propia. Necesita un organismo potente donde debatir sus propias debilidades, que están en su propia infraestructura. Los enemigos no son los empresarios. El enemigo está en la debilidad estructural del flamenco».

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X