Home / Actualidad flamenca  / Eva Yerbabuena presenta ‘Flamenco Cardinal’ en Japón

Eva Yerbabuena presenta ‘Flamenco Cardinal’ en Japón

'Flamenco Cardinal. Súplica de amor' completa el 'Díptico del Encuentro' que, junto a 'Cuentos de Azúcar', fue creado por la bailaora para rememorar el V Centenario de la Primera Vuelta al mundo en 1519.

El estreno mundial de Flamenco Cardinal. Súplica de amor ha tenido lugar en Tokio, Japón. Se trata del espectáculo más reciente de Eva Yerbabuena. Con él completa el Díptico del Encuentro que, junto a Cuentos de Azúcar, fue creado por la bailaora para rememorar el V Centenario de la Primera Vuelta al mundo en 1519.

Esta nueva propuesta habla de «lo principal, de lo fundamental y también de los cuatro puntos cardinales del flamenco: todos empezamos por la rumba, las sevillanas y luego vas profundizando hasta la saeta, la vidalita o la zambra», ha detallado la artista en declaraciones a EFE. «Está inspirada precisamente en lo indispensable, a la hora de crear un espectáculo y a la hora de vivir. El amor es indispensable».

«La primera vez que pisé una escuela empecé con sevillanas y la rumba Maruja Limón y ahora vuelvo por segunda vez en mi vida a trabajar con ellos», explica Yerbabuena. Con Flamenco Cardinal explora la superación de la distancia con el otro, desde la necesidad previa del encuentro con uno mismo.

Es la segunda parte del Díptico Encuentro. Incluye palos flamencos como soleás, vidalitas y saetas. Pero hay mucho más. Abre con una rumba y cierra con una interpretación adaptada de Ne me quitte pas, de Jacques Brel. «Lo canta Alfredo (Tejada). No lo puede cantar más flamenco, pero es precioso», cuenta Eva.

Antes de la presentación de Flamenco Cardinal, Eva Yerbabuena llevará en una gira por Tokio y Osaka su Cuentos de Azúcar. Una función creada para hilar historias aprovechando el flamenco para mezclar y traspasar fronteras. Este espectáculo fue estrenado en España en julio de 2018. En el escenario junta a la compañía de Eva Yerbabuena con los cantos tradicionales de la isla japonesa de Amami y la zona de Karou Watanabe, interpretados por Anna Sato.

«No es fusión, sino un tejido de culturas. Yo bailo cuando ellos cantan y tocan y se escenifican todas las residencias -talleres- que hemos hecho con esos instrumentos. Es también un homenaje a Japón porque son muchos años los que he vivido el flamenco allí», argumenta la bailaora sobre Cuentos de Azúcar. Ambos espectáculos cuentan con música de Paco Jarana, que también toca la guitarra, y al cante con Miguel Ortega y Alfredo Tejada, premio Lámpara Minera 2017.

Con esta son ya una decena las giras que ha realizado Eva por Japón. La primera data de los años noventa y se quedó seis meses demostrando su talento por el país nipón. Cuenta como anécdota que para ir a Japón tuvo que casarse, pues su padre se lo impuso como condición antes de viajar con quien por aquel entonces era su novio. Allí llegó con el guitarrista Paco Jarana, su pareja artística y profesional.

Eva Yerbabuena tiene claro el motivo por el que gusta tanto este arte en Japón, considerada por muchos la segunda patria del flamenco. «Conocen cada cante, cada estilo, cada toque (…). Es impresionante», dice la coreógrafa. «A mí lo que me gusta del flamenco, lo que me estremece –agrega–, es la profundidad, y ellos (los japoneses) la tienen. Son sumamente profundos, hasta tal punto que dices por qué les cuesta tanto trabajo «exteriorizar» o «echar hacia afuera» los sentimientos.

Foto: cabecera de Facebook de Eva Yerbabuena

 

 

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X