Home / Actualidad flamenca  / Fuji Morofuji, ganadora del Concurso Flamenco Japón 2019

Fuji Morofuji, ganadora del Concurso Flamenco Japón 2019

El primer premio del Concurso Flamenco de Japón en 2019 es para la bailaora Fumi Morofuji, que actuará en el Tablao Los Gallos, de Sevilla. El concurso conmemora el 50º aniversario de la fundación del Ballet y la Academia de danza Komatsubara.

Foto: Instituto Cervantes de Tokio

Que la segunda casa del flamenco en el mundo es Japón escapa de toda duda. Es la segunda nación que alberga más academias de flamenco en el planeta. Solo superada por España y por delante de México. Buena parte de culpa la tiene la bailaora Yoko Komatsubara, que fundó la Academia de Danza Española en Tokio y en 1969 creó la Compañía del Ballet Español Yoko Komatsubara. Una compañía que ha recibido a algunos de los mejores bailaores de este noble arte, como Israel Galván, Joaquín Cortés, Antonio Canales y Antonio Alonso.

En 2019 se conmemoran los cincuenta años de la fundación del ballet y la academia de danza Komatsubara. Para celebrarlo, el Instituto Cervantes y la propia Yoko Komatsubara han organizado la segunda edición del Concurso Flamenco en Japón. Un certamen que fundó Yoko en 2018 para llevar el flamenco a todos los públicos. «El flamenco no tiene edad, jóvenes y mayores pueden disfrutar de este arte juntos», explica la bailaora.

 

Fumi Morofuji, ganadora Concurso Flamenco Japón 2019

Tokio, Osaka y Sendai han sido las ciudades elegidas para albergar el citado concurso, con más de treinta y cinco aspirantes. A la gran final llegaron diecisiete bailaores japoneses, tres hombres y catorce mujeres, y el premio ha ido a parar a Fumi Morofuji. En el jurado –compuesto por expertos españoles y japoneses– destaca la presencia de la representante de artistas Maite Pulpón.

Fumi Morofuji, como ganadora del concurso, viajará a España para ofrecer una actuación en el afamado tablao sevillano Los Gallos. Un tablao donde ya actuó allá por los años sesenta la propia Yoko Komatsubara.

 

Sobre Yoko Komatsubara

Komatsubara nació en una familia amante de la música tradicional japonesa. Sin embargo, ella quedó prendada del flamenco gracias a una actuación de Pilar López. A raíz de eso, en los sesenta viajó a España para formarse como bailaora a las ordenes de maestros como Victoria Eugenia, Matilde Coral, Paco Fernández, Pedro Azorín y Enrique el Cojo.

Durante su extensa carrera ha recibido incontables homenajes y premios, como el Premio de Oro del Flamenco de Córdoba (1977), la Encomienda de la Real Orden de Isabel la Católica (2009) y la Orden del mérito cultural del Sol Naciente en Japón (2004).

Ver aquí el álbum fotográfico del Instituto Cervantes de Tokio.

 

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X