Home / Actualidad flamenca  / La Bienal de Flamenco de Sevilla hace balance de su 21ª edición

La Bienal de Flamenco de Sevilla hace balance de su 21ª edición

Agotados casi la totalidad de los aforos de las propuestas desarrolladas en 6 espacios patrimoniales a los que se suman 33.600 visualizaciones en streaming, millones de impresiones en redes sociales o una valoración de impacto económico en medios de unos 8 millones. Se rescata para el 19 de diciembre en el Teatro Lope de Vega el estreno de ‘El Salto’

El Centro Cerámica Triana ha acogido el artes 13 de octubre la presentación del balance de la XXI Bienal de Flamenco, con la presencia del delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, y el director de la Bienal, Antonio Zoido. Durante la presentación,¡ se han desgranado los datos más interesantes que se desprenden del análisis de esta edición recién finalizada.

Esta edición, promovida por el Ayuntamiento de Sevilla a través de la Delegación de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, se ha convertido en una de las referencias culturales más importantes del panorama internacional desde que “decidimos que no hubiese apagón cultural en Sevilla. Apostamos por un desarrollo presencial junto a otras plataformas hace cuatro meses que ha deparado aforos prácticamente agotados dentro de las limitaciones de las actuales circunstancias sanitarias. Demostramos que se puede consumir cultura y que se pueden abrir los espectáculos escénicos con seguridad, combinando una programación de primer nivel con la prioridad y el compromiso de preservar la salud de los espectadores y de los más de 360 artistas participantes”.

 

49 citas flamencas en 6 espacios patrimoniales

En sus 59 días de citas flamencas, la Bienal ha hecho confluir el flamenco más heterodoxo y experimental en sus primeras propuestas del mes de agosto en el Monasterio de San Jerónimo, estrenado como nuevo espacio escénico  para la Bienal: el flamenco De barro de Rycardo Moreno, la Zona acordonada de Raúl Cantizano, el Electroflamenco de Artomático, Los Voluble proclamando su Flamenco is not a crime, el Flamenco a voces de M. de Puchero, Califato ¾ abriendo Lâ treçe puertâ, y el Duende Eléctrico del imprescindible Gualberto.

El inicio de la programación en el mes de septiembre llevó a la Bienal a las sedes del Teatro Lope de Vega, el Teatro Central, la Iglesia de San Luis de los Franceses, el Monasterio de la Cartuja, siendo el Real Alcázar de Sevilla el entorno que albergó su ya célebre flashmob, a cargo de Antonio Canales y María Moreno en el baile y Rafael Riqueni al toque. El evento, otrora convocatoria multitudinaria, se celebró en este año excepcional a puerta cerrada y se retransmitió por streaming, a lo largo y ancho del mundo, alcanzando a ciudades como Estambul (Turquía), Shanghai (China), Hong Kong, Almaty (Kazajistán) o Monterrey (México), marcando así la primera de las emisiones online que conectarían a la Bienal con el mundo.

Un pregón del exdirector de la Bienal, Manuel Herrera –director de la Bienal 1998, 2000 y 2002–, que celebraba los 40 años de la creación del certamen, abrió la programación de septiembre con un catálogo de propuestas escénicas que la ha confirmado, una edición más, como la muestra de referencia internacional.

La Bienal ha incluido en su programación a grandes baluartes de la danza como el Ballet Flamenco de Andalucía en un espectáculo que celebraba su 25º aniversario; Rocío Molina en su especial homenaje de la guitarra en dos espectáculos concentrados en la misma jornada; Fernando Romero y sus Diálogos con el tiempo; Farruquito mostrando su verdad en Desde mi ventana; Antonio Canales celebrando su reencuentro con su ciudad natal con su gran hito Torero y su nuevo espectáculo Sevilla a Compás; Mª del Mar Moreno exponiendo su Memoria viva; La Lupi en el viaje interior de Lenguaje oculto; Olga Pericet y su eterna investigación escénica en Un Cuerpo Infinito; Israel Galván junto a Le Cirque Romanès en Gatomaquia o Andrés Marín en La Vigilia perfecta bailando durante toda una jornada en distintos emplazamientos del Monasterio de la Cartuja.

 

«Más allá de obras, proyectos o creaciones, la Bienal ha sido receptora de nuevas ideas, nuevos conceptos artísticos, nuevos maridajes del flamenco con otras artes, ampliando el catálogo de estilos o instrumentos capaces de transmitir el sentimiento jondo y ejerciendo como vehículo del lenguaje de la contemporaneidad en la escena»

 

Junto a ellos han irrumpido jóvenes valores ya consolidados que pisan con fuerza los escenarios como Patricia Guerrero, que puso la parte coreográfica al Paraíso Perdido y reconstruido junto a la viola da gamba de Fahmi Alqhai; Anabel Veloso con su homenaje a la cultura portuguesa en Oro sobre azul; María Moreno con el desparpajo de su More (No) More, La Piñona haciendo su personal homenaje a Juan Manuel Flores en Abril; Asunción Pérez Choni con su cabaret flamenco Cuero/Cuerpo; David Coria junto al cantaor David Lagos en una aproximación vanguardista al ¡Fandango!; Mercedes de Córdoba con la sinceridad escénica de Ser: Ni conmigo ni sin mí; Leonor Leal con su evolución coreográfica a partir de los textos del intelectual y poeta granadino Loxa; o Ana Morales manteniendo un equilibrio vital en En la Cuerda Floja.

Por otra parte, la Bienal ha concentrado a grandes maestros del toque como Rafael Riqueni, acompañamiento de excepción al baile de Rocío Molina o al cante de Estrella Morente; Daniel Casares con su espectáculo Guitarrísimo, Joselito Acedo y los sonidos de su Triana D.F. (Distrito Flamenco), Antonio Rey haciendo gala de su Flamenco sin fronteras, Javier Patino compartió su Deja que te lleve o Dani de Morón en solitario con su Creer para Ver. Nuevas manos se consolidan en las guitarras flamencas que pasan por la Bienal como Manuel de la Luz, que ha presentado Mi Clave, o José del Tomate, hijo del legendario Tomatito, que compartió su proyecto debut Plaza Vieja.

Los sonidos de la Bienal 2020 se han enriquecido con voces míticas como las de José Valencia cantando a Bécquer en La Alta Torre, El Pele y su A Sangre, Tomás de Perrate marcando Tres Golpes, Pedro El Granaíno homenajeando a sus Maestros, Rafael de Utrera y sus Travesías junto al Trío Arbós, o Inés Bacán exponiendo su Memoria de una Superviviente. Irrumpen con fuerza las nuevas generaciones flamencas en las figuras de María Terremoto, que ha presentado su Poesía Eres Tú, Rancapino Chico proponiendo Una mirada al pasado, La Tremendita en su espectáculo Tremenda o Estrella Morente, que cerró la Bienal acompañada por la guitarra Rafael Riqueni.

Por su parte, el pianista flamenco Dorantes, embajador de la cultura andaluza, presentó su nuevo trabajo Identidad, abriendo camino a jóvenes creadores del sonido jondo como P. Ricardo Miño con su Universo Jondo, Diego Villegas y La Electro-Acoustic Band con Cinco, Andrés Barrios con su piano flamenco dibujando el Universo Lorca o Ana Crismán, primera y única persona del mundo que interpreta y compone flamenco con un arpa como instrumento solista.

La Bienal también ha visibilizado la relación del flamenco con otras músicas del Mediterráneo de la mano de la Fundación Tres Culturas con la participación de los artistas Berk Gürman, Alaa Zouiten y Boutcheback en el Pabellón Hassan II, y materializando el intercambio cultural de artistas entre la Bienal y otros festivales mediterráneos con la presencia de la bailaora jerezana María del Mar Moreno en el Festival de las Andalucías Atlánticas de Essaouira.

Por tanto, la Bienal no solo ha dado sitio a primeras figuras del flamenco, sino que también ha servido de plataforma a una nueva generación de artistas y creadores que consolidan su trabajo en este contexto. Más allá de obras, de proyectos o creaciones, la Bienal ha sido receptor de nuevas ideas, nuevos conceptos artísticos, nuevos maridajes del flamenco con otras artes, ampliando el catálogo de estilos o instrumentos capaces de transmitir el sentimiento jondo y ejerciendo como vehículo del lenguaje de la contemporaneidad en la escena.

 

Acto de presentación del balance de la XXI Bienal de Flamenco. Con Isabel Ojeda, Antonio Zoido, Antonio Muñoz y María del Mar Sánchez Estrella. Centro Cerámico Triana, Sevilla.

 

El streaming viene para quedarse

El contexto de seguridad sanitaria en el que se ha desarrollado la XXI Bienal de Flamenco ha llevado a la organización a emprender acciones responsables y con proyección que acercaran sus contenidos al público que por limitaciones de aforo o desplazamiento no pudiera disfrutarlos in situ. La oferta presencial se ha completado con una propuesta online y gratuita, que ha retransmitido siete de los espectáculos programados por streaming para salvar las distancias, abriendo una ventana de la Bienal al mundo y difundiendo la cultura del flamenco más allá de nuestras fronteras.

Este año han sido dos propuestas de Rocío Molina con Trilogía sobre la guitarra, Inicio (uno) y Al fondo Riela (con 8.732 visionados) las que inauguraron las emisiones en streaming; el Paraíso Perdido de Fahmi Alqhai y Patricia Guerrero (4.463); Tremenda, de La Tremendita (3.840); Triana DF de Joselito Acedo (2.215); Universo Lorca de Andrés Barrios (2.891); Identidad de Dorantes (4.154) y La Vigilia Perfecta de Andrés Marín (7.365), sumaron 33.660 visualizaciones entre sus emisiones en directo y en diferido. Los países que condensaron un mayor número de visualizaciones, además de España, fueron Estados Unidos, Japón, Argentina, Francia, Alemania, Rusia, Italia, Brasil y Países Bajos, por lo que se ha consolidado una amplia comunidad internacional en torno a la Bienal gracias a esta iniciativa.

Esta preocupación ejemplar por la cultura segura, esta versatilidad para encontrar soluciones, y esta actitud decidida por desarrollar un acontecimiento de primer nivel estableciendo procesos que difunden los contenidos sin poner en riesgo la salud han posicionado a la Bienal como gran muestra de referencia y ejemplo organizativo copando titulares de medios internacionales (The New Yorker, The Dancing Times, Dance Tabs o Euronews), y nacionales como en la Cadena Ser con Angels Barceló y Carles Francino, en TVE con España Directo, en el diario El País enfatizando la Bienal como cita de cultura segura, en Canal Sur Televisión en todos sus programas informativos y culturales  o Telecinco cerrando informativos nacionales.

 

Bienal a través de la web y redes sociales

Además de las emisiones de espectáculos por streaming, como acontecimiento de gran trascendencia, la Bienal de Flamenco ha reforzado aún más, si cabe, su interlocución con sus seguidores, nacionales e internacionales, a través de sus perfiles en redes sociales y de su página web.

Las redes sociales, en esta edición, se han convertido en una de las principales vías de comunicación de la Bienal con sus diversos públicos –aficionados, medios de comunicación, artistas y profesionales–. Todas las publicaciones que se realizaron desde los perfiles oficiales se concentraron bajo la etiqueta #laBienal2020, que ha condensado 3 millones de impresiones. En Twitter, donde solo en septiembre se sumaron más de 2.500 seguidores y se obtuvieron más de 539.000 impresiones, con un impacto en más de 6,6 millones de usuarios. En Facebook, con seguidores procedentes sobre todo de España, Italia, Francia, Argentina, Méjico, Estados Unidos y Brasil. Las publicaciones realizadas entre agosto y octubre obtuvieron un alcance de más de 6.7 millones de impresiones, con un número de interacciones que han sobrepasado 1,2 millones.

Instagram ha sumado 9.509 seguidores entre agosto y octubre. Se han realizado medio centenar de publicaciones que han tenido más de seis mil interacciones, con un alcance y un impacto de más de 637 mil usuarios, sin contar directos e Instagram Stories. Por último, el canal de la Bienal en Youtube, donde se alojaron los vídeos del flashmob inicial que visualizaron más de siete mil personas y acumula en torno a los 1,1 millones de visualizaciones totales.

La página web, que ha condensado la información general de la cita, ha registrado 286.648 visitas entre agosto y octubre, en un total de 207.229 sesiones por parte de 45.167 usuarios. El 30 por ciento de los visitantes han sido fuera de España, siendo los principales países extranjeros que acceden a la web, por este orden, Estados Unidos, Francia, Japón, Méjico, Alemania, Italia, China, Argentina, Reino Unido, Países Bajos y Brasil.

 

«La repercusión mediática a nivel nacional e internacional ha supuesto un impacto económico cuya valoración asciende a ocho millones de euros solo en el periodo comprendido entre 17 de agosto al 5 de octubre»

 

Cobertura mediática

Esta edición ha estado marcada por la COVID-19 por lo que tanto la cobertura in situ (limitación de aforo en los espacios) y el desplazamiento de los profesionales internacionales provenientes de otros países se ha visto imposibilitado en muchos casos, aun así hemos contado con profesionales de países como Japón o Brasil. Asimismo, los medios internacionales, tanto especializados en flamenco como generalistas, que han dado cobertura a esta cita flamenca han sido Paseo Flamenco (Japón), The New Yorker (Nueva York- EE.UU.), The Dancing Times (UK), Dance Tabs (UK), Radio France (Francia), Flamencoweb (Francia), Flamenco Brasil (Brasil), Danstidningen (magazine escandinavo), Agencia EuroNews, Agencia France Press (Francia).

Toda esta repercusión mediática, a nivel nacional e internacional, ha supuesto un impacto económico cuya valoración asciende a 8.000.000 € (ocho millones), solo en el periodo comprendido entre 17 de agosto al 5 de octubre del presente año, sin que pueda servir de comparativa con ediciones anteriores al acotar la contabilización al periodo estrictamente Bienal y no contemplar acciones anteriores. Estos datos son ofrecidos por la empresa de seguimiento PandoraBox.

 

Jesús Carmona estrena ‘El salto’, una investigación sobre el género en la danza

Tras su suspensión en el marco de la Bienal por motivos de seguridad sanitaria, el Lope de Vega recupera el 19 de diciembre el esperado estreno de El Salto, séptimo espectáculo propio del coreógrafo y bailarín Jesús Carmona, una coproducción de la Bienal, el Sadler’s Wells de Londres y el Flamenco Festival, que se pone en escena en Sevilla con la complicidad en el baile de Ángel Reyes, Rubén Puertas, Adrián Maqueda, Borja Cortés, Joan Fenollar, Daniel Arencibia, en la percusión de Manu Masaedo, en la guitarra de Juan Requena y en el cante de José Valencia. El proyecto, su apuesta más arriesgada tanto técnica como conceptualmente, recoge el fruto de tres residencias artísticas sobre el ‘género y el sentido de la masculinidad en la danza’, realizadas entre marzo y julio del año pasado en Nueva York, Miami, Londres y Madrid, dando muestra del perfil de Carmona como impulsor y referente internacional del flamenco de vanguardia. En un breve lapso de tiempo, el barcelonés ha recorrido los teatros más importantes del mundo y ha acumulado también los galardones más prestigiosos, como los dos LUKAS (Latin UK Awards) de 2018, el Premio Ojo Crítico de Danza 2019, o la reciente nominación a los Benois de la Danse 2020, conocidos como los ‘Óscar de la Danza’, que se entregarán el año que viene en el Teatro Bolshoi de Moscú.

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X