Home / Actualidad flamenca  / La saga de los Pucherete: cien años de flamenco

La saga de los Pucherete: cien años de flamenco

Victor Pastor Pérez, nieto por vía materna de Antonio Pucherete, y José Ramón Checa Medina preparan la biografía de la dinastía flamenca de los Pucherete. La obra refleja, además, cómo eran los lugares y situaciones del flamenco en aquella época.

Victor Pastor Pérez, nieto por vía materna de Antonio Pucherete, y José Ramón Checa Medina están elaborando la biografía de la dinastía flamenca de los Pucherete.

En la primera parte del libro se elaborará una biografía de los componentes flamencos que hubo y hay en la familia. Aunque los más importantes fueron Carlos Pérez Mendoza y su hijo Antonio Pérez Piernas, esta familia ha tenido un nutrido grupo de personas que se han dedicado a la música o que han llegado a ser flamencos de cierto prestigio dentro del mundo profesional. Desde Carlos Pérez (natural de Linares), el más antiguo y fundador de la saga flamenca, pasando por Antonio Pérez y su hermano Fernando (guitrrista también). Otro de los hermanos de Antonio, llamado Carlos y también mantenedor de la guitarra en la casa de los Pucherete, así como Victor Pastor –coautor de este libro– y el primo de este último como guitarrista también. Además apareceran otros personajes de la familia dedicados al baile, aunque de manera no profesional, como la hermana de Victor Pastor –bailaora que no se dedica al arte desde que tuvo a sus hijos– o su hermano (percusionista), que siempre fue un aficionado al arte y música de lo jondo. En última instancia se hará mención a Sonia Cortés (cantaora), hija de Pepe Pucherete y Amparo Cortés, bailaora e hija del guitarrista Remolino. Por último, y como aficionada también al baile, veremos a algunos sobrinas y algunos sobrinos del coautor Victor Pérez, que se dedican al baile, por lo que podremos ver la continuidad del flamenco en la familia Pucherete.

En la segunda parte del libro y con mención al título –se expresa la fecha de nacimiento de Antonio allá por 1919– veremos cómo eran los lugares, artistas con los que comenzó a trabajar y situaciones del flamenco en aquella época, sobre todo a través de los cinco diarios que dejó escritos, donde el autor recogió una gran cantidad de archivos en los que se pueden explicar todos los lugares flamencos que existían en Linares, desde cafés hasta tabernas o casas de alterne. Con la llegada de la Guerra Civil, Antonio dejó clara su vinculación con la República luchando en contra del bando nacional franquista, lo que le acarreó numerosos problemas despúes del conflicto. Asimismo, podemos encontrar las cartas que mantenía en su poder del periodo que estuvo encarcelado, y posteriormente a través de los documentos, las vicisitudes que le ocurrieron cuando fue destinado al campo de concentración en las minas de Almadén.

Con la salida de la cárcel, Antonio se estableció en Madrid, según dice siempre él mismo en sus diarios, y comenzó su labor artística. En este aspecto dejó una información valiosísima en sus diarios de carteles, fotografías, etc., de todas las épocas en las que le toco vivir, desde las compañías de variedades, las tournés –una de las más importantes fue con Carmen Amaya–, en las que recorrió casi todo el mundo, incluida la época de los tablaos, en la que acompañó a las figuras más importante de su época, como Fosforito, entre otras muchas. En la guitarra llegó incluso a actuar junto con Ramón Montoya, guitarrista insigne en la historia del flamenco. Además también entraron los festivales de verano, en los que fue un guitarrista bastante demandado.

Sus diarios aportaran una información muy interesante, ya que encontramos todo tipo de documentación, salvoconductos, partidas de nacimiento, cartas, cuestiones internas del personaje y cuestiones reales e históricas. Se intentará además analizar la personalidad de Antonio de Linares como artista y persona para darle un poco del alma a su estudio, además de mostrar de forma simple la biografía de un guitarrista de gran nivel en la historia del flamenco.

Para finalizar, se hará un recorrido por sus grabaciones tanto en disco como en películas. Algunas de estas aún no se conocen y seguro serán de interés para los aficionados.

 

Imagen superior: Pucherete con Angelillo, Teatro Calderón de Madrid, 1959 – Colección Familia Pucherete

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X