Home / Actualidad flamenca  / María Terremoto, de niña prodigio a primera figura

María Terremoto, de niña prodigio a primera figura

María sigue creciendo en el mundo del cante y por méritos propios. Su apellido le ha dado peso, pero ella lo lleva a un punto de absoluto prestigio siguiendo la estela de sus ancestros. No hay duda de que es, a pesar de su edad, una figura indiscutible en el cante actual.

Cuando María Terremoto salió al escenario del Gran Teatro del Liceu de Barcelona junto a Miguel Poveda en la gala Música para la Investigación nos dejó con la boca abierta. No esperábamos que una chica con esa edad tuviera ese desparpajo y aparente dominio del escenario. Luego supimos por sus propias declaraciones en una conversación informal que sí estaba bastante nerviosa pero entendía que había que defender la oportunidad, a su casa cantaora y a su pare. Una noche, la del 25 de julio del 17, en la que, además de la muy joven voz jerezana, aparecieron en el proscenio artistas de fama mundial como Ana Belén, Niña Pastori, Pedro Guerra, Ara Malikian o Manuel Carrasco. En ese justo momento en el que María salía por detrás de los músicos hasta llegar al foco principal se abrían a la par cientos de puertas para un futuro inmediato. La gala se emitió el sábado 28, en prime time en La 2 de TVE, y María llamó tanto la atención que su aparición la catapultó a lo que hoy ha conseguido ser.

 

«Ha sido reconocida por el Premio Ciudad de Jerez Joven de su ciudad natal por el día del Patrón, San Dionisio. Viene de Guadalcacín con todo vendido, y en dos semanas canta en la Peña Buena Gente. Y todo lleno» 

 

No podemos olvidar lo que ocurría meses antes a esta gran noche. María, la hija del bueno de Fernando que dejó este mundo en febrero de 2010, cuando ella aún no había cumplido los diez años de vida, pudo compartir escenario con su padre en la Asociación Cultural Flamenca Fernando Terremoto, en su Jerez natal. Fue una actuación inolvidable, porque allí se reunieron muchos artistas y gitanos del barrio de La Asunción para reencontrarse con Fernandito (así lo llamaban ellos), tras meses fuera de los escenarios por la maldita enfermedad. En un fin de fiesta improvisado subieron Juana la del Pipa, La Chati, Tía Yoya, Tía Curra, Juana y Luisa Terremoto, y otros tantos que no quisieron perderse la fiesta. Y subió María estupefacta ante la invitación de su padre que quería que esta cantara. Ahí, sin que nadie lo pudiera imaginar, le cedió el testigo. Comenzaba a ser niña prodigio.

Tras los amargos momentos, María comenzó a subirse a los escenarios en su propia peña y, de forma muy especial, en el Centro Cultural Flamenco Don Antonio Chacón, en septiembre de 2015, compartiendo cartel con otra nueva voz, Manuel de Cantarote. Allí estuvo también su abuela María Márquez, una de las piezas fundamentales para entender el perfil de la Terremoto, que desgraciadamente falleció en febrero de 2018. Con la pérdida de su padre, de su abuela y de su abuelo, el futbolista bético Antonio Benítez en 2014, la joven tuvo que madurar antes de lo previsto. Pero en lo artístico se creció participando en noches tan importantes como la de la Fiesta de la Bulería Joven en septiembre de 2016, justo el mes que se estrena en la Bienal de Flamenco de Sevilla y por cuya actuación le otorgan el Giraldillo Revelación siendo la artista más joven en recibirlo en la historia del certamen.

Así las cosas, la jerezana comienza a recorrer los festivales de verano más relevantes, estando en el Festival de Jerez del año 2018 con el espectáculo Raíces, y estrenando meses más tarde en el Teatro Villamarta su primer trabajo discográfico, La Huella de mi Sentío, con el no hay billetes. Se ha recorrido España de cabo a rabo, parte de Europa, Japón… Ha triunfado en festivales como el de la Petenera, Encuentro Internacional de Guitarra Paco de Lucía. Ha actuado en Jueves Flamencos de Cajasol, y ha sido reconocida con la Venencia Flamenca del Festival de la Mistela. Un no parar por peñas, escenarios de todo tipo y colaboraciones en espectáculos de primera. Este presente año ha llegado a dirigir la jornada dedicada a la juventud de la Fiesta de la Bulería de Jerez, al día siguiente se marchó para acaparar miradas en el Flamenco On Fire de Pamplona, para Navidades ya prepara la zambomba flamenca en Jerez y Sevilla, y ha recibido el Premio Ciudad de Jerez Joven de su ciudad natal por el día del Patrón, San Dionisio. Ha estado en Guadalcacín hace días con todo vendido, y canta dentro de dos semanas en la Peña Buena Gente. Y todo lleno.

Lo que está claro es que María sigue creciendo en el mundo del cante y por méritos propios. Su apellido le ha dado peso, pero ella lo está llevando a un punto de absoluto prestigio siguiendo la estela que le marcaron sus ancestros. No hay duda de que es, a pesar de su edad, una figura indiscutible en el cante de hoy día y su presencia en cualquier cartel levanta los ánimos y la expectación de gran parte de la afición.

Foto: María Chaves

 

Comparte este artículo

Periodista. Jerez. Sé bailar por bulerías. Nada como la intimidad de la radio y el romanticismo del papel. Ahora, también en tv.

1COMENTARIO
  • Juan Ángel 11 octubre, 2019

    Totalmente de acuerdo con todo lo expuesto anteriomente respecto a María Terremoto.

    Toda una realidad en el presente y sin duda alguna de futuro. Enhorabuena…

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X