Home / Bordonazo NEW  / Avenida del Flamenco de Córdoba

Avenida del Flamenco de Córdoba

En Córdoba han cambiado la Avenida del Flamenco por la misma avenida con el nombre de un ministro de Franco. Esto no le ha gustado nada a Manolo Sanlúcar. Y a mí tampoco.

En Córdoba han cambiado el rótulo de la Avenida del Flamenco por el de un ministro de Franco, cuyo nombre, que no es necesario decir, ya titulaba esa calle anteriormente. Qué más da, encima no le vamos a dar publicidad al personaje. Esto no le ha gustado nada a Manolo Sanlúcar, artista muy ligado a Córdoba, que se puso enseguida a recoger firmas de un buen número de importantes artistas.

He dicho muchas veces que existe aún el antiflamenquismo en Andalucía, la cuna de este arte tan famoso ya en todo el mundo desde hace siglo y medio. Hay andaluces a los que les molesta el flamenco, y no pasa nada. A mí hay tradiciones que no me gustan y no voy en contra de ellas. Jamás me verán en la calle con una pancarta pidiendo que desaparezcan las corridas de toros o las romerías. No suelo ir porque me interesan poco. Pero que un andaluz esté en contra del flamenco, un arte que no hace daño a nadie y que nos identifica en el mundo, sinceramente, me parece fuerte.

 

«No se puede humillar al flamenco de esta manera y menos en una ciudad tan importante para el flamenco como es Córdoba»

 

Córdoba es una gran defensora del flamenco y ha hecho por este arte tantas cosas buenas que costaría contarlas todas. Ha dado a grandes artistas del cante como Cayetano Muriel, Fosforito, Luis de Córdoba o El Pele. Su Concurso Nacional fue la bandera de una nueva etapa del arte jondo y tiene festivales y peñas flamencas de enorme importancia. Además, su Cátedra de Flamencología hace una gran labor, hoy en manos del cantaor pontanés David Pino. ¿A qué viene quitarle el nombre a una avenida para, encima, darle dicha avenida a un ministro del franquismo? Son ganas joder la marrana. Como si no hubiera calles en Córdoba, seguramente con nombres inexplicables.

No me extraña, claro, que un artista como Manolo Sanlúcar haya montado en cólera y haya decidido luchar para impedir tal atropello contra un arte que es la cultura, o una parte importante de ella, de Andalucía. No es para recoger firmas, es para mandar cien autocares a esta ciudad y montar el mingo. No se puede humillar al flamenco de esta manera y menos en una ciudad tan importante para el flamenco como es Córdoba.

 

Comparte este artículo

Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X