Home / Crónicas  / Joaquín Grilo comparte su elegante ‘Alma’ en el Festival de Jerez

Joaquín Grilo comparte su elegante ‘Alma’ en el Festival de Jerez

Con una puesta en escena sobria y oscura, el Grilo comete sus travesuras coreográficas, y renueva el flamenco cada vez que pisa un escenario, con su baile estilizado, personal, elegante y, me atrevo a decir, perfecto.

La tarde de sábado 8 de mayo en el Festival de Jerez, Joaquín Grilo, bailaor y genio, quiso hacernos «llegar y sentir el lenguaje oculto de su alma a través del baile», como rige en el programa de mano. El trillado concepto del “viaje interior”. Pero Joaquín, si todos los empeños artísticos son, por definición y defecto, viajes interiores. Tú vales mucho más que eso, tu baile no necesita explicaciones rebuscadas, ni tienes que quedar guay con nadie. Algún día se agotará el baile conceptual, y entonces sólo quedará la flamencura, la que tú tan magníficamente bien despachas, desatando emociones, como dices, sí, sí, pero las palabras sobran, el atrezzo, la opresiva negritud visual. Tienes excelentes voces y guitarras apoyando tu producto, el tremendo Luis Zambo, patriarca joven de Jerez, entregando flamenco de forma natural y cálida, además de Manuel Tañé y el Londro al cante, y las guitarras de Diego del Morao y Francis Gómez.

Fandangos a palo seco para abrir, al pelado compás “de Lebrija” que huele a gañanía y garbanzos cocidos. Intento analizar la magia de este Grilo, se supone que para eso escribo estas pocas palabras. Son muchos elementos que se reúnen en él: inteligencia, una técnica pulida que hace que lo difícil parezca fácil, sutileza hecha poderío… Quizás lo que más veo, lo que da la chispa, es la mezcla, siempre acertada, de una perfecta rigidez y las igualmente perfectas colocaciones de goma blandengue. Manos, pies, piernas, torso, cuello… de un momento para otro asumen posturas sorpresivas dictadas por un sentido coreográfico que es puro Grilo. Allí está el referido lenguaje oculto que el bailaor logra despachar tan inteligentemente. Tiene un espejo dentro del cerebro que le permite tomar lectura visual de su propio baile en todo momento.

 

«El bailaor rebana el tiempo en porciones de tamaño manejable, y llena cada fragmento de significado. Pero qué pena de la oscuridad, echo de menos ver los rostros de los intérpretes»

 

La obra se llama Alma, genérico título que deja claras las intenciones del Grilo. La caña, palo flamenco casi casi en desuso, al que Joaquín otorga la debida importancia. Después de todo, es el mismo compás multiuso de doce tiempos que acoge la soleá, una “plataforma” que parece inventada ex profeso para Joaquín, a juzgar por la variedad y eficacia de su catálogo de movimientos dentro del mismo. El bailaor rebana el tiempo en porciones de tamaño manejable, y llena cada fragmento de significado. Pero qué pena de la oscuridad, echo de menos ver los rostros de los intérpretes.

Genial y original la farruca acompañada por el grupo onubense Planeta Jondo. Es un palo que en la interpretación suele pecar de cierta pesadez, hacía falta esta nueva imagen. Evolución sin estridencias. 

Con una puesta en escena sobria y oscura, el Grilo comete sus travesuras coreográficas, y renueva el flamenco cada vez que pisa un escenario, con su baile estilizado, personal, elegante y, me atrevo a decir, perfecto.

Fotos: Javier Fergo – Festival de Jerez

 

Ficha artística

Alma. Teatro Villamarta
Sábado 8 de mayo 2021
Baile: Joaquín Grilo
Artistas invitados: Diego del Morao (guitarra), Luis El Zambo (cante) Guitarra: Francis Gómez, Carlos Grilo
Cante: Manuel Tañé, Londro
Palmas: Carlos Grilo, Diego Montoya, Manuel Cantarote
Colaboración especial: Planeta Jondo

 

 

Comparte este artículo

Jerezana de adopción. Cantaora, guitarrista, bailaora y escritora. Flamenca por los cuatro costados. Sus artículos han sido publicados en numerosas revistas especializadas y es conferenciante bilingüe en Europa, Estados Unidos y Canadá.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO.Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X