Home / Actualidad flamenca  / La crítica en los festivales

La crítica en los festivales

¿Por qué no suelen ir ya los medios de comunicación a los festivales flamencos de los pueblos andaluces, al menos en la medida en que lo hacían en los setenta y los ochenta? En ExpoFlamenco queremos contribuir a que los críticos regresen a los festivales de verano.

¿Por qué no suelen ir ya los medios de comunicación a los festivales flamencos de los pueblos andaluces, al menos en la medida en que lo hacían en los setenta y los ochenta? La respuesta es muy fácil: porque cada verano hay menos que contar. No hablamos ya del maltrato a los medios de comunicación, en general, que es otro de los motivos de por qué la crítica se ha ido alejando de los festivales.

En los setenta ibas a un festival de verano, el Potaje, el Gazpacho o la Caracolá, por citar tres clásicos del verano, y solían encontrarte en ellos a Radio Nacional, Radio Sevilla, la Voz del Guadalquivir o Radio Popular, representados por sus críticos. También a algunas emisoras locales y críticos de los distintos diarios andaluces que se ocupaban de nuestro arte en sus páginas.

Si hoy queremos saber algo sobre los festivales de aquellos años, para un reportaje o un libro, solo hay que ir a las hemerotecas y encontraremos abundante información. Si ahora no van los críticos, ¿qué información tendrán los investigadores o escritores de dentro de veinte o treinta años? Ninguna, o poca. Sería necesario, pues, que se solucionara este problema y una buena manera sería que en estos festivales empezaran por agradecer a los medios la labor que hicieron antaño.

En ExpoFlamenco queremos contribuir a que los críticos regresen a los festivales de verano. En primer lugar dando buena cobertura informativa, para lo que necesitamos que nos hagan llegar sus carteles y dossieres informativos. Nuestro redactor Luis Pérez estará este verano en algunos festivales para realizar la clásica crítica o crónica. Los demás medios especializados deberían hacer lo mismo, aunque a veces no sean invitados. Todavía estamos a tiempo de salvar a unos festivales que se van muriendo poco a poco o que son mantenidos de manera artificial.

Por último, sería deseable que volviera la seriedad a estos eventos de la canícula. Por ejemplo, a la hora de componer los carteles. Algunos dan vergüenza, y no damos nombres por no tener polémicas con nadie.

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

1COMENTARIO
  • Paco Benitez 17 junio, 2019

    Buenas noticias y razones son las que expone ExpoFlamenco. Y yo me hago eco de su iniciativa que bien podían hacerse esos festivales con el reconocimiento de personas allegadas al mundo del flamenco, porque actualmente nos regimos por los libros de antaño y el reconocimiento del Patrimonio Andaluz para divulgar los cantes y las sabidurías de este arte que no queremos ningún critico o estudioso del flamenco que se pierda. Así en este sentido se valorará dentro de años la actualidad flamenca para el buen criterio de los buenos flamencos y del Patrimonio de la Humanidad, ya que somos miembros…

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X