Home / Actualidad flamenca  / La leyenda del tiempo: cuarenta años de renovación

La leyenda del tiempo: cuarenta años de renovación

El paso del tiempo ha logrado convertir aquel disco de Camarón de la Isla en una obra clásica de la música flamenca, solo discutida por cabezotas puristas. Fue una palmada en la mesa de la renovación del cante jondo. Grandes músicos decidieron soltarse el pelo de la modernidad y sacudirse las virutas del folclore

Hoy, 16 de junio de 2019, se han cumplido cuarenta años de la salida al mercado de uno de los discos de flamenco más polémicos y, a la vez, fundamentales de la historia de la música flamenca, La leyenda del tiempo, de Camarón de la Isla. Del genio de la Isla de León y de otros fenómenos de la música andaluza, algo que es justo resaltar.

José Monge Cruz fue un genio natural, alguien con un don único, pero solo no hubiese sido capaz de crear una obra de tamaña envergadura musical. El cante atravesaba un gran momento, con Antonio Mairena aún vivo y mandando sin titubeos. Figuras como Juan el Lebrijano, Fosforito, Chocolate, Morente, La Paquera, José Menese y Manuel Agujetas llenaban los festivales de verano y lanzaban al mercado obras que eran un canto a lo clásico y también otras que marcaban nuevos caminos, sobre todo las de Morente y Lebrijano. Y en ese justo instante de cambios más que notables, el productor Ricardo Pachón se propuso dar una vuelta de tuerca a la música jonda haciendo algo arriesgado pero quizá necesario:

Un disco que abriera una nueva etapa en el cante. No de cante clásico, sino de creación.

Eligiendo, además, a la mejor voz del momento, la de un cantaor de San Fernando que era ya un mito viviente, Camarón. El genio tenía poco que ganar y mucho que perder, porque el mundo del cante era aún como una dictadura con su dictador y todo, y el pueblo con ganas de apoyar a artistas que renovaran. Siempre hubo notables renovadores en el cante jondo, desde la época de Silverio Franconetti y Don Antonio Chacón hasta nuestros días, pasando por Manuel Torres, la Niña de los Peines, Pepe Marchena, Manolo Caracol o Pepe Pinto. Sin ellos y muchos más, el cante no hubiera evolucionado tanto y la evolución es muy necesaria en el arte.

Dicho esto, ¿cuánto bueno o cuánto malo nos trajo la célebre obra de Camarón, elogiada por unos y criticada por otros? Más bueno que malo, desde luego, pero el paso del tiempo ha logrado convertirla en una obra clásica de la música flamenca, solo discutida por cabezotas puristas. La leyenda del tiempo es, sin discusión alguna, una obra maestra de la música en general, pero de las más fundamentales del flamenco. Fue una palmada en la mesa de la renovación del cante jondo. ¿Polémica? Sin duda. Incluso Camarón tuvo sus miedos y dudas, aunque siempre supo que había hecho algo grande y que el tiempo le daría su sitio al disco. Así ha sido. Cuarenta años de renovación gracias a que José, Pachón y un buen número de grandes músicos decidieron soltarse el pelo de la modernidad y sacudirse las virutas del folclore. Celebremos, pues, la efemérides.

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X