Home / Actualidad flamenca  / Pastora y Pepe Pinto: medio siglo de un adiós

Pastora y Pepe Pinto: medio siglo de un adiós

Es una lástima que en la capital andaluza no muestren más sensibilidad con ellos, sobre todo con Pepe Pinto, demasiado olvidado en su propia tierra. El Ayuntamiento de Sevilla debería organizar algún ciclo de charlas y conciertos en honor de ambos, al ser dos de sus hijos más insignes y predilectos.

Parece que no va a haber mucho movimiento con los cincuentenarios de las muertes de dos artistas sevillanos fundamentales, Pastora Pavón y Pepe Pinto. Según nuestro compañero Manuel Bohórquez, “de los más grandes del cante de todos los tiempos”. Se van a cumplir cincuenta años del adiós de los dos, en octubre y noviembre del presente año 2019, y en opinión de quienes hacemos este portal de flamenco se debería conmemorar la efemérides por todo lo alto, sobre todo en Sevilla, donde nacieron ambos: Pastora en la Puerta Osario y Pepe en la Macarena, con trece años de diferencia.

No ha habido artistas más sevillanos que ellos, al menos en el cante, y es una lástima que en la capital andaluza no muestren más sensibilidad con ellos, sobre todo con Pepe Pinto, demasiado olvidado en su propia tierra, como cantaor y también como empresario, una faceta poco conocida del artista macareno y, desde luego, nada reconocida.

Que la Federación de Entidades Flamencas de Sevilla le vaya a dedicar el ciclo Entre naranjos y olivos está bien. Y el hecho de que los vayan a recordar en algún que otro festival de verano. Pero el Ayuntamiento de Sevilla debería organizar algún ciclo de charlas y conciertos en honor de ambos, al ser dos de sus hijos más insignes y predilectos. Que Pepe Pinto no tenga nada en la Macarena, por ejemplo, nos parece una vergüenza, porque es el artista macareno más importante. Fue macareno, macareno, de la calle Monedero, no de fuera del arrabal, como otros que rezan como macarenos sin serlos. Por tanto, que nada recuerde este hecho es algo inexplicable.

 

Imagen superior: La Niña de los Peines, junto a su hermano Tomás Pavón (izquierda) y su marido Pepe Pinto (derecha)

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

2 COMENTARIOS
  • Miguel Núñez Núñez 19 junio, 2019

    No es de extrañar. ¿Tiene en Sevilla algún recuerdo Silverio Franconetti ?. sevillano y gigantesco cantaor, divulgador, empresario…etc, etc, en aquellos tiempos, siglo IXX.
    Pues así son las cosas de Sevilla.

  • Miguel perea merino 22 junio, 2019

    Estoy totalmente de acuerdo. El AYUNTAMIENTO debía de hacer algo y los flamencos que somos muchos deberíamos hacer algo pues ya se nos olvidó sus coplas.

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X