Home / Estela Flamenca  / Homenaje a Sir Brook Zern

Homenaje a Sir Brook Zern

Zern hijo dedicó su vida entera al estudio, apreciación y conservación del flamenco, siempre sin ánimo de lucro. En junio de 2019 el arte flamenco perdió a un buen amigo.

Brook Zern en 2010. Foto: Estela Zatania

La última semana de junio, 2019, el flamenco perdió a un buen amigo. Brook Zern, un hombre tan humilde y discreto que a menudo fue descartado como un guiri más, aquella palabra despectiva que se aplica al extranjero que no acaba de comprender las maneras españolas.

Allá por el 1944, el padre de Brook fue uno de los primeros aficionados a la guitarra flamenca fuera de España, e inspiró el interés de su hijo en este género. Zern hijo dedicó su vida entera al estudio, apreciación y conservación del flamenco, siempre sin ánimo de lucro.

Sus logros en cuanto al flamenco han sido muchos y variados. En los años setenta, después de una larga estancia en Sevilla, fundó en Nueva York el Flamenco Center USA. En 1972, su artículo Flamenco for the Purist, it’s a Ritual, not a Spectacle publicado en el New York Times recibió el Premio Meliá al periodismo concedido por José Mª Pemán. En 2004, a instancias de José Luis Ortiz Nuevo, redactó la petición estadounidense a la Unesco para que el flamenco fuese declarado Patrimonio Cultural, y en 2014 promocionó la emisión de un sello de correos para conmemorar a Paco de Lucía que falleció en febrero de aquel año.

Escribió acerca de los guitarristas Javier Molina, Diego del Gastor, Carlos Montoya y Mario Escudero para la web DeFlamenco.com, además de docenas de artículos citados en libros destacados de expertos como Ángel Álvarez Caballero o Juan José Téllez, entre otros, y aportó incontables ensayos a una variedad de publicaciones especializadas. También hablaba de flamenco en más de cien programas de radio, y algunos de televisión.

Zern dio numerosas charlas y conferencias acerca del flamenco en instituciones y eventos como el Festival Flamenco de Albuquerque, Universidad de Harvard, City University of New York, Columbia University y el New School, entre otros, y su Discografía Flamenca Internacional: 1950-2003 es posiblemente el registro más completo de esta naturaleza, con más de 3000 páginas.

Otro logro importante fue su papel en la presentación y aceptación en Nueva York del cantaor Manuel Agujetas, en una época en la que una voz tan cruda no se había escuchado en esta capital cultural.

Con la ayuda de la Smithsonian Institution, Zern pudo localizar grabaciones anteriormente desconocidas de la década de los 1940 de un joven Sabicas.

La admiración que sentía Brook Zern por el flamenco tradicional le hizo comprometerse con la preservación de material documental, más notablemente la serie Rito y Geografía del Cante, la obra maestra de José Mª Velázquez-Gaztelu. Durante quince años Zern luchó para conseguir la adquisición de la primera copia de la serie para la Flamenco Collection que se estableció en la Universidad de Columbia. Un proyecto similar financiado por Zern logró conservar las grabaciones originales de la serie Flamenco de Fernando Quiñones.

En reconocimiento de su enorme aportación a la protección y difusión del flamenco, que Brook Zern describió como «una de las creaciones más grandes y poderosas del mundo», en 2008 el Rey don Juan Carlos de España le otorgó la Cruz de Oficial de La Orden de Isabel la Católica.

 

Brook Zern y Sabicas. Foto: Archivo Kristin Zern

Brook Zern y Sabicas. Foto: Archivo Kristin Zern

 

Comparte este artículo

Jerezana de adopción. Cantaora, guitarrista, bailaora y escritora. Flamenca por los cuatro costados. Sus artículos han sido publicados en numerosas revistas especializadas y es conferenciante bilingüe en Europa, Estados Unidos y Canadá.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X