Home / Bordonazo NEW  / ¿Chacón era de verdad de Jerez?

¿Chacón era de verdad de Jerez?

El maestro don Antonio Chacón era jerezano, claro que sí, y de un barrio cantaor por excelencia, San Miguel, de donde también era Torres. Parecía que no, pero sí, era de esa ciudad con tanta historia flamenca.

Hasta ahora parece que no se habían dado cuenta en Jerez de lo importante que fue Don Antonio Chacón García, el gran cantaor de San Miguel. Han tenido que pasar 150 años de su nacimiento y 90 de su muerte (Jerez de la Frontera, 1869 – Madrid, 1929) para que le pongan una placa en la casa donde nació. En 1936 le colocaron un azulejo en la calle Cazón, por error, gracias al empeño del poeta y flamencólogo andalucista Antonio Chacón Ferral, que luego sería fusilado en la Guerra Civil.

En realidad, Chacón nunca se sintió muy jerezano, aunque presumía de ser cantaor de esa tierra porque cuando él era niño vivían allí los mejores: Manuel Molina, Loco Mateo, la Sarneta, Paco la Luz, los Marurros y Frijones. Pero abandonó pronto Jerez, siendo un adolescente, para, tras unos meses en la provincia de Huelva, afincarse en Sevilla con sus padres, que cuando lo gestaron eran dos personas casadas que tuvieron un romance, y de ese romance nació, el 16 de mayo de 1869, en el número 60 de la calle Sol, el genio del cante de su tiempo. Sin duda, la gran figura de Jerez junto con Manuel Torres.

 

«¿Va a dedicarle una noche la Bienal por ambas efemérides, las de su nacimiento y muerte? No lo creo, porque en el festival sevillano no hay cabeza y hace años que perdieron el norte»

 

Chacón se hizo figura en Sevilla y tampoco aquí lo han querido mucho. Él sí quiso mucho a esta ciudad, más que a Madrid, donde lo encumbraron y tuvo un sitio hasta su muerte. Sin embargo, le dijo a Galerín que en la capital de España huían del flamenquismo.

¿Va a dedicarle una noche la Bienal por ambas efemérides, las de su nacimiento y muerte? No lo creo, porque en el festival sevillano no hay cabeza y hace años que perdieron el norte. O el sur, quizá. En Jerez, al menos, tiene una peña con su nombre y un busto, además del azulejo que le han puesto en su casa. Porque el maestro, claro, era jerezano y de un barrio cantaor por excelencia, San Miguel, de donde también era Torres. Parecía que no, pero sí, era de esa ciudad con tanta historia.

 

Comparte este artículo

Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

2 COMENTARIOS
  • Paco de Cái 13 noviembre, 2019

    Yo creo que este artículo más bien crea confusión porque hay que saber bien de dónde era Chacón.
    Siempre he dicho jerezano de nacimiento y gaditano de naturaleza. Porque Chacón no sólo tenía aprecio por Sevilla o por Madrid, por Cái sentía mucho más que aprecio y muchísimo más por su maestro El Mellizo. La historia es historia.

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X