Home / Los Discos de mi Vida  / ‘Canta Jerez’, 1967

‘Canta Jerez’, 1967

Sin duda alguna el mejor disco de cante jondo de todos los tiempos. Su escucha es una forma de entrar en el flamenco por la puerta grande.

En 1967 el librero anticuario José Blas Vega (Madrid, 1942 – ibíd. 2012) fue contratado por la marca Hispavox como responsable del departamento de folklore, cargo que desempeñó hasta 1983. Por decirlo claramente, iba a convertirse en su productor ejecutivo para todos los discos de flamenco y sus derivados. Su primera obra debía partir de una idea brillante y arriesgada. Objetivo: atrapar al duende en el microsurco para disfrute de cien generaciones. El título capta la esencia de lo genuino en dos palabras: Canta Jerez.

Es la época dorada de los tablaos madrileños. A los clásicos Villa Rosa y Los Gabrieles se les unen, en las décadas de los años cincuenta y sesenta, los míticos Zambra, El Corral de la Morería, Las Brujas, El Duende, Torres Bermejas… Y por encima de ellos, Los Canasteros, abierto por Manolo Caracol en 1963. Casi todos los artistas viven en Madrid, la Meca del flamenco. Y es en este caladero donde Blas Vega va a buscar a los intérpretes del disco. Solo jerezanos, del barrio de Santiago. Concretamente de un manojito de calles donde el cante ha adquirido un carácter propio y con aires de familia: calle Nueva, calle Marqués de Cádiz, calle Cantarería.

El elenco forma parte de una generación irrepetible de cantaores gitanos, la edad de oro del cante de Jerez de la Frontera. Manuel Soto Sordera, Manuel Valencia El Diamante Negro, El Sernita de Jerez, Tío Borrico, Romerito de Jerez y Fernando Terremoto. Todos ellos viven en Madrid, excepto Tío Borrico. Por hache o por be, el guitarrista elegido, Manuel Morao, se cae de la nómina. No importa, hay en Madrid dos tocaores de primera, acostumbrados a acompañarlos a todos ellos por los tablaos. Paco Cepero, también de Jerez, aunque del barrio rival de San Miguel. Y Paco de Antequera, ya sabes de dónde.

La idea no por simple deja de ser genial. Reunirlos a todos en los estudios de Hispavox en Madrid a las once de la mañana y hartarlos de jamón y de Tío Pepe. Aquí nadie tiene obligación de cantar. Cada uno se arrancará cuando se sienta arrebatao. Los micrófonos están abiertos. En un lado del estudio, una gran mesa llenita de viandas. En el otro, una tabla de madera acondicionada para el baile. Y así se desarrolló una auténtica reunión de cante, donde la armonía y las risas dieron paso a las ganas de cantar.

Entre los once cortes del disco, hay dos auténticas joyas que están en lo más alto de las vitrinas del cante jondo. Una fiesta por bulerías, donde el soniquete de las dos sonantas se alimenta de las palmas y jaleos de todos los cantaores, que cantan en el mismo tono. Y dos cabales como dos custodias de Arfe, magistralmente ejecutadas por El Sernita de Jerez: la de Silverio y la del Loco Mateo:

 

Desde la Porverita
hasta Santiago
las fatiguitas de la muerte, ay,
mare, se me han rodeao.

 

Hay tres seguiriyas, cada cual mejor, por El Sordera, El Diamante Negro y Terremoto. Unas soleares para pegarse chocazos, en las que Tío Borrico viaja de Alcalá a Cádiz y de Cádiz a Jerez. Los fandangos de El Gloria, por El Sordera. Las bulerías por soleá y la Nochebuena por bulerías les tocaron, respectivamente, a Terremoto y a Romerito de Jerez. Completan el vinilo unas magníficas soleares de Juaniquí, recuperadas por Romerito, y los martinetes de Manuel Valencia.

En 1987, con motivo de los veinte años de su primera edición, Hispavox lanzó una reedición en vinilo de Canta Jerez. Esta vez fue Pepe Marín quien dio forma al texto de su contraportada, que sustituyó al de Blas Vega. El mismo Marín fue el encargado de escribir un nuevo texto en 2000, para la edición que el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera y la Federación Local de Peñas Flamencas realizaron en cedé.

En el magnífico libro de José Manuel Gamboa Sernita de Jerez, ¡Vamos a acordarnos!, ante la pregunta a diversos cantaores y cantaoras profesionales sobre cuál es, para ellos, el mejor disco de flamenco, leemos:

El Torta: Canta Jerez, con Terremoto, Borrico, Sordera… Lo que más me gusta son las cabales del Serna, Sernita de Jerez. Son inimitables, únicas. Lo puedes hacer peor siempre, pero nunca igual ni mejor.

Capullo de Jerez: Para mí el mejor disco que se ha hecho es Canta Jerez. Hay artistas muy buenos, con mucho soniquete, esa naturaleza, la naturalidad, los jaleos. ¡Eso no va por ordenador!

La Macanita: Canta Jerez, con Romerito, Tío Borrico, Sordera, Terremoto, Sernita… No va a salir otro disco como ese, si te refieres al flamenco, a la pureza. Eso queda para los archivos del flamenco.

Carmen Linares: Canta Jerez, es una maravilla.

José Mercé: Siempre que me preguntan por un disco de flamenco, recomiendo Canta Jerez. Es una forma de entrar en el flamenco por la puerta grande.

 

 

 

Comparte este artículo

Filólogo madrileño. Media vida en Sevilla. Centinela de las palabras. Lo jondo le acelera peligrosamente el corazón.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X