Home / Entrevistas  / Pedro Sierra: «Mi concepto de la guitarra flamenca es claro: cimientos, falsetas que se claven, melodías»

Pedro Sierra: «Mi concepto de la guitarra flamenca es claro: cimientos, falsetas que se claven, melodías»

Es uno de los guitarristas flamencos mejor dotados de este tiempo. Su último disco, 'Llanto de la guitarra', es una obra musical muy interesante en la que colaboran monstruos como Tomatito y Vicente Amigo. Puede ser uno de los discos del año.

Fotos: Samuel Carvajal

Pedro Sierra es catalán, pero lleva décadas en Sevilla, donde creó una familia con la cantaora La Tobala. Es, sin lugar a dudas, uno de los guitarristas flamencos mejor dotados de este tiempo, pero cree que Paco de Lucía es un muro insalvable. Un día vi cómo el genio de Algeciras lo felicitaba en público por uno de sus discos, Decisión, delante de grandes guitarristas. No se desmayó, solo se puso colorado. Su último disco, Llanto de la guitarra, es una obra musical muy interesante en la que colaboran monstruos como Tomatito y Vicente Amigo. Puede ser uno de los discos del año. Artista muy completo, seguramente le falte algo de ambición.

 

– Su último disco se titula Llanto de la guitarra. Lorca decía que lloraba monótona, como lloraba el agua. ¿Su guitarra no se ha reído nunca?
– Lo de hacer llorar a la guitarra es una expresión que se usa para cuando la guitarra llega al corazón del oyente y del que la interpreta. En mi caso intento hacerla llorar y también intento hacer que se ría con mucha alegría.

– ¿De qué se suele usted reír al hablar de la guitarra flamenca actual? ¿O le dan mejor ganas de llorar, por la poca atención que les prestamos a ustedes en este país?
– Me río del poco conocimiento que existe actualmente de la guitarra flamenca. Y me dan ganas de llorar porque la guitarra solista tiene muy poca presencia. En cierta manera es lógico, pues cuando se contrata a un cantaor o a una bailaora o bailaor ya viene incluido el guitarrista. Pero no debería ser así, pues los que nos hemos estrujado el cerebro con ideas musicales necesitamos exponerlas.

– Su disco es una maravilla. Tendría que tener una agenda bien apretada para este año, pero imagino que no esperará mucho. ¿O sí?
– Gracias por el piropo de maravilla. Mi agenda está como está y no me puedo quejar, pero lo que tú argumentas es para que tuviera el cajón lleno de propuestas. Aun así, me conformo con cómo estoy.

– Un día vi cómo le felicitaba Paco de Lucía por uno de sus discos, y se sonrojó. ¿Tanto admiraba al genio de Algeciras?
– Tienes buena memoria, Manuel, jejejeje. Sí, aquel día fue cuando le entregaron a Paco en Sevilla el premio Niña de los Peines. Se vino directamente para mí y, delante de Vicente Amigo, Tomatito y Raimundo Amador, me felicitó por mi disco Decisión. Me sonrojé más por lo que nos rodeaba que por el halago de Paco. Obviamente era para sonrojarse, pues todos los guitarristas de nuestra generación hemos nacido musicalmente de la mano del genio de Algeciras.

– ¿Sigue siendo Paco un muro insalvable o una fuente de inspiración?
– Para mí seguirá siendo una fuente de inspiración. Si piensas en mejorarlo estás equivocado y siempre caerás en la lamentación.

– ¿Quién de ahora, de los más jóvenes, podría representar en el futuro lo que representó Paco en el mundo?
– Ahora mismo nadie. Lo de Paco fue algo excepcional, el contexto, el momento. La guitarra estaba muy bien representada por genios como Ramón Montoya, Sabicas o Niño Ricardo. Pero Paco de Lucía aporto frescura, ideas nuevas, sin nunca salirse del tiesto. A día de hoy no hay razón de buscar sustituto a Paco. Lo que hay que hacer es no moverse de los pilares y entender lo que proyectó en sus inicios.

«El flamenco está en una etapa desconocida. Creo que, por haber tanta información, los nuevos están confundidos»

– Venda su disco. Díganos por qué hay que comprarlo y cómo debemos escucharlo. Yo lo he oído en el coche y le digo que me iba de la carretera. Su música, la de ese disco, me hace vibrar.
– Yo para vender mi disco la mejor presentación es que lo escuchen, pues he trabajado en él para construir piezas con coherencia musical, y, además, que todas las piezas se unan y completen una obra que después se pueda transmitir en un escenario.

– ¿Son necesarias colaboraciones de lujo como las que lleva su obra para poder venderla o que llegue a miles de aficionados?
– Las colaboraciones en este disco son puntuales. Son compañeros que han querido estar en esta obra. Y si de esta manera nos ayudamos unos a otros a hacer llegar a mas aficionados, mejor que mejor. Por ejemplo, Tomatito y yo somos amigos desde la Bienal de 1984. Con Vicente Amigo igual, coincidimos en la misma Bienal en los cursos de Manolo Sanlúcar y siempre nos trae buenos recuerdos aquella época.

– ¿Qué ha querido contar, si ha querido contar algo con este cedé?
– Es cierto que cuando uno graba un cedé es para contar algo. Mi concepto de la guitarra flamenca es muy claro: cimientos flamencos, falsetas que se claven, melodías, y, sobre todo, que se conviertan en piezas completas.

– Usted vive del flamenco, pero sea sincero: ¿vive bien?
– Yo vivo del flamenco, pero siempre he tenido la idea de no depender de la guitarra. Por esa razón tengo mi propio sello discográfico y además soy profesor en la Fundación Cristina Heeren desde el año 2005.

– ¿El flamenco está mal o mucho peor de lo que me va a decir y no lo quiere reconocer?
– El flamenco está en una etapa desconocida. Creo que por haber tanta información, los nuevos están confundidos. Hay que aprovechar toda esa información y saber digerirla. También falta intuición. Y no olvidar nunca los pilares de dónde venimos. Esto no quiere decir ser copistas.

– ¿Qué espera del nuevo Gobierno andaluz? Si espera algo, claro.
– No creo en la política. A las autoridades hay que respetarlas, pero la política no ha dado solución a los problemas de la humanidad, por muy buenos deseos que tengan.

– ¿Algún sueño confesable? Diga qué le gustaría hacer con su guitarra.
– Yo estoy muy satisfecho con mi carrera. Además, la guitarra y el flamenco no son lo prioritario en mi vida. La guitarra es el conducto donde yo me gano el sustento, con el cual estoy satisfecho, porque es una profesión en la que haces pasar bien a personas y, a la vez, te lo pasas bien.

– Le podría preguntar por Rosalía, pero no lo voy a hacer. Usted haga lo que crea conveniente.
Jajajajaja. Si te respondo seguro que sale un titular de la respuesta y creo que a esta chica no le hace falta ya más promoción, así que prefiero reservarme la opinión sobre Rosalía.

– Muy agradecido por su paciencia.
– Las gracias te las doy a ti por haber hablado tan bien de Llanto de la guitarra, de Pedro Sierra, y de mi carrera artística.

 

 

Comparte este artículo

Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

1COMENTARIO
  • Rafael Mendiola 18 marzo, 2019

    Me alegra leer a Pedro decir eso de la melodía. Empiezo diciendo que hoy se toca mejor que antes, tampoco es que haya mejor tècnica, lo que hay hoy son mayores instrumentos para la sonoridad y teniendo más posibilidades al alcance…como el internet. Hoy se toca con unos acordes (que la mayoría no saben cuales son) que son agradables al oido; suenan bien, pero adolecen de Melodía.

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X