Home / Entrevistas  / María Toledo: «He sido, soy y seré siempre cantaora»

María Toledo: «He sido, soy y seré siempre cantaora»

María Rodríguez del Álamo, que si más flamenca que si menos. A quién le importa, que cantaba aquel. Ibérica, artista, sensibilidad a flor de piel. ¿A qué va a sonar, alma de cántaro? María Toledo reflexiona en ExpoFlamenco sobre su reluciente 'Corazonada'.

Quinto álbum de estudio de la artista manchega. Se titula Corazonada. El DRAE lo define como «impulso espontáneo con que alguien se mueve a ejecutar algo arriesgado y difícil». Nada más que añadir sobre este particular. María Toledo (1986, Toledo) se siente cantaora, aunque a veces se acomode como autora de melodías aflamencadas. Dice que su voz es superflamenca y que echó los dientes en el arte flamenco, digan lo que digan. Defiende la presencia de artistas mediáticos que lleven el género a una nueva dimensión. Y si se tercia, se arranca en un estadio aflamencao ante cuarenta mil almas futboleras. Quién dijo miedo.

 

– Cinco discos grandes con tu nombre. La tuya ya tiene hechuras de carrera de larga recorrido. ¿Era esa tu corazonada?
– Desde que era una niña siempre tuve la corazonada de que cantar sería mi vida y jamás imaginé que mi sueño se convertiría en mi profesión. Una cosa es soñar y otra conseguir lo que sueñas. Le doy gracias al destino por todo lo que me ha deparado, pues a veces luchando y dándolo todo no llegan las cosas. Así que en mi caso cada día le voy gracias a la vida y la música. Me han regalado momentos muy bonitos y espero que me regalen muchos más y que dure para toda la vida.

– Sabemos que eres flamenca. ¿Hasta qué punto lo es tu nueva colección de canciones?
– En mi nuevo disco podrán encontrar tres palos de flamenco: unas bulerías, unos tientos y unas sevillanas. Lo demás son canciones aflamencadas que yo misma compongo. Mi punto de partida para componer siempre es el flamenco, pero a partir de ahí compongo melodías nuevas. Para mí el flamenco merece todo el respeto. Hay que diferenciar siempre lo que son los palos y lo que son composiciones inéditas nuevas con mi voz, que sin duda es superflamenca. Estoy en un momento de mi vida que me apetece más crear que recrear, porque de esta manera quizá dentro de muchos años canten lo que nosotros cantamos, al igual que nosotros estudiamos a nuestros antepasados. Ojalá luego nos estudien también a todos los que cantamos ahora.

– Cantaora, pianista y compositora. Descríbenos cómo te ves en este momento de tu carrera en cada una de esas facetas.
– Pues cantaora lo he sido, lo soy y lo seré siempre, porque eso se lleva o no se lleva. Aparte, durante toda mi vida he estudiado los palos del flamenco y conozco los cantes y sus diferentes escuelas. Prueba de ello, mi historial en concursos, festivales, peñas… Ahora bien, cuando me dicen cantautora me mola, pues compongo mis propias canciones. Pianista, estudié piano en el conservatorio y aparte piano flamenco, pero el piano lo utilizo para acompañar mi voz, no soy concertista de piano. El piano fue mi salvador y mi elemento diferenciador, pues le da el punto original que tengo. Compositora lo que más, puesto que vivo por y para componer. Imagínate que todo el disco lo he compuesto o sola o junto a amigos, pero todos los tracks están firmados por mí.

– ¿Sientes que tu público te demanda jondura y pellizco?
– Tengo diversidad de público en cuanto a edades. Se ven desde niños de 9 o 10 años hasta personas mayores. Mi mayor afluencia de público oscila entre los 20 a 40 años. El público es el que paga una entrada, el que compra mis discos y, por tanto, el que hace que mi carrera continúe. Y es por eso que están en su derecho de poder demandar. En referencia a tu pregunta, te podría decir que el pellizco siempre me dijeron que lo tengo. Entonces, entiendo que les gusta escucharme por el alma, el pellizco… Respecto a la jondura, para mí jondura es sentimiento y tanto cuando canto canciones aflamencadas  como cuando canto por soleá, bulerías, tientos… le imprimo igualmente jondura.

– ¿Interpretar flamenco al piano es una ventaja o un inconveniente?
– El piano ha sido mi salvación. No entiendo mi música ni María Toledo si no me acompaño al piano.

 

«Tendemos a criticar lo que no somos capaces de conseguir nosotros. En vez de valorar al prójimo, lo criticamos. No sé por qué a día de hoy seguimos juzgando a los intérpretes que hacen una buena labor de expansión»

 

– El Pele se quejaba de que en Jerez eran muy suyos y no le veían con buenos ojos. Tú vas y presentas tu nuevo álbum en el Teatro Villamarta. Toma ya. Y te vimos en todo un Festival de Jerez junto a la guitarra de Paco Cortés.
– Pues sí, el 1 de junio presentaré Corazonada en el Teatro Villamarta y no sabes la ilusión que me hace pisar las tablas de ese teatro por el que han pasado tantos y tan buenos flamencos. Jerez es especial, su gente, su arte, sus costumbres… Jerez no olvida, y sé que me tienen mucho cariño. Voy a intentar poner todo de mi parte para que el que acuda salga muy satisfecho, que es lo que más me importa. Que al salir de mis conciertos salgan pletóricos por haber escuchado un concierto que merezca la pena.

– En tu condición de artista manchega, ¿sientes algo especial, quizá mayor responsabilidad, al subir a un escenario Despeñaperros abajo?
– La responsabilidad es algo que siempre acompaña a un artista. No puedes defraudar a tu público nunca y siempre tienes que darte en cuerpo y alma por ellos, para que cuando salgan de tu concierto digan: “Quiero volver a verla”. Sin duda ese es mi mayor triunfo.

– Hemos leído en alguna entrevista tuya que en tu casa no interesaba el flamenco. ¿Cómo llegó a tu vida? ¿Por qué, siendo una cultura tan arraigada en esta tierra, no llega a las vidas de más jóvenes españoles?
– ¿Cómo? ¿Dónde han puesto eso? ¡Si en mi casa aman el flamenco! Desde pequeña en mi casa se escuchaba flamenco, siempre ha estado ligado a mi vida. De hecho, si empecé a escuchar flamenco es porque se escuchaba en mi casa. Respecto a lo que me comentas de los jóvenes, creo que el principal problema que tenemos hoy en día es que llamamos flamenco a cualquier cosa, no catalogamos las cosas por su nombre y es ahí cuando vienen los problemas. Por eso te dije anteriormente que siempre me gusta diferenciar entre flamenco y canción aflamencada.

– ¿Cómo ves la presencia de nuevos intérpretes mediáticos que beben de las fuentes flamencas y acceden a audiencias masivas? ¿Es esto bueno para el arte flamenco?
– Sin duda la expansión siempre es buena. La difusión ayuda a que un arte crezca. Vivimos en un marketing constante y lo que no se publicita, desgraciadamente no existe. Es muy difícil que se difunda algo si no se entera la gente de que existe. Tendemos a criticar lo que no somos capaces de conseguir nosotros, y en vez de valorar al prójimo, lo criticamos. No sé por qué a día de hoy seguimos juzgando a los intérpretes que hacen una buena labor de expansión. Para mí, es un debate obsoleto. Es perder el tiempo cuando lo debíamos aprovechar más en intentar que haya programas o radios que promocionen de verdad el flamenco o las nuevas corrientes aflamencadas.

– La última. Esta, a título personal. Te vimos en el césped del estadio Ramón Sánchez-Pizjuán interpretando al piano el himno del Sevilla FC, que además es el himno más hermoso del universo futbolístico. ¿Cómo le echaste tanto valor?
– ¡Jajaja! Intuyo que eres del Sevilla, ¿no? Fue todo una casualidad. Fui a un partido Sevilla–Real Madrid y, cuando me presentaron al presidente, de broma le dije: «Usted no es capaz de poner un piano en el centro del césped y que yo cante el himno del Sevilla en el partido Sevilla-Barcelona». De verdad que lo dije de broma, y me dio la mano y me dijo: «Cuenta con ello». Y ahí estuve, acompañada de mi piano para cantar ante más de 40.000 personas. Me gustan los retos y este fue sin duda uno muy genuino.

 

 

Comparte este artículo

Periodista andaluz de intereses etéreos y estrofas cabales. Tres décadas de oficio en prensa musical y cultural. Con arrimo y sin arrimo, para seres de cualesquier afecto.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X