Home / Crónicas  / Ronqueo de atún y cante para Rancapino

Ronqueo de atún y cante para Rancapino

Espectacular noche de flamenco en el Primer Festival Atún Rojo de Almadraba de Conil de la Frontera.

Fotos: Carmen Arjona.

 

Conil de la Frontera era hasta hace unos años una pequeña población costera del Campo de Gibraltar, famosa por sus casitas blancas y sus interminables playas desiertas. En su momento supo aferrarse al cuerno de la abundancia del turismo, apostando por la calidad y la excelencia, y hoy en día lidera la oferta de hostelería y alojamiento de la provincia de Cádiz.

Entre lo mejorcito de dicha oferta se encuentra el hotel y restaurante Blanco y Verde, donde se sirve el mejor vacuno retinto y el mejor atún rojo de almadraba de la comarca. En este local, Diego Trujillo y Antonio Sánchez Montilla, entre otros grandes aficionados al cante por derecho, fueron dándole forma hace unos años al Foro Cultural Flamenco Conil 2016, de donde ha salido la iniciativa de la creación del Festival Flamenco Atún de Almadraba, cuya primera edición se celebró el pasado sábado en honor de Alonso Núñez Núñez Rancapino.

El maestro chiclanero siempre tuvo el don de transmitir dolor y angustia a través de su voz, ronca de tanto andar descalzo, como él mismo explica. El sábado se peleó con un fandango, espera, cómo decía la letra:

Ay, que mientras mi “momaíta” de mi alma a mí me viva,
que dentro de mi casita tiene un sitio, ay, anda…

Y era un privilegio ver desde la hilera de macetitas de geranios que adornaban el borde del proscenio cómo se empañaban los ojos de Jesús Méndez. Porque pasados los setenta años, el quejido de Alonso trae a la memoria auditiva el ronqueo de mil cuchillos que separan sabiamente las carnes del atún rojo en veinticuatro piezas de sangre. Y alrededor de este ritual, dos horas por delante y dos por detrás, se concentró mucho de lo mejorcito del panorama flamenco de la actualidad.

Imposible desgranarlo todo. Lleno hasta la bandera, sobre las mil personas a ojo de buen cubero. Sonido impecable, organización increíble para ser una primera edición de un festival tan ambicioso. Quizá muy largo para un público en su mayoría venido de fuera, más entendido y respetuoso que playero. Mejorable, pues que el atún ni lo olimos.

Nos quedamos con las alegrías de Cádiz y las soleares de Alcalá con el macho de Paquirri con las que Esteban Guerrero “Caracolillo de Cádiz” rompió la fresca brisa de poniente. Ya va siendo hora de que este cantaor, que hace tiempo que alcanzó la categoría de maestro, encuentre su sitio en el carrusel de los festivales y las peñas, pues derrocha arte y sabiduría a raudales.

De Jesús Méndez nos gusta todo y no se desperdicia nada, como en el ronqueo del atún. Bulerías por soleá más plazueleras no las hay en el mercado de abastos, y nos pegó varias puñaladas por seguiriyas, sobre todo cuando nos llevó cabalmente desde la Porverita hasta Santiago de la mano del Loco Mateo.

La jovencísima María Terremoto, hija y nieta de Fernandos, causó furor en el patio de la Chanca, la antigua fábrica conileña de conservas, con sus fandangos y sus tientos tangos. A servidor le gustó más por bulerías por soleá, donde hizo gala de sus excelentes facultades para el cante. Seguidamente, otra jerezana, Carmen Herrera, bailó primorosamente por fiesta y por alegrías ejecutadas con maestría por Alfonso Carpio el Mijita de Jerez.

Y antes de que Pedro el Granaíno apagara las luces de La Chanca con unas soberbias seguiriyas al seis por medio, el otro Alonso, el niño, no sé quién me gusta más, el niño o el padre. Rancapino Chico, que acaba de cumplir treinta años, cantó como siempre y como nunca, pues se entregó a la lucha desigual con el sentimiento puesto en su padre, el homenajeado. Soleares de Mercedes la Sarneta al aroma de Tomás Pavón, las alegrías de Aurelio y unas bulerías de El Torta, esas que dicen, escucha, escucha, solo, me encuentro solo, debo de ser un solitario…

 

Ficha artística:

Espectáculo: I Festival Flamenco Atún Rojo de Almadraba – Homenaje a Alonso Núñez Núñez “Rancapino”

Lugar y fecha: Patio de La Chanca, Conil  de la Frontera, Cádiz. 14/7/2018

Al cante: Caracolillo de Cádiz, Jesús Méndez, María Terremoto, Alonso Núñez Núñez “Rancapino”, Alfonso Carpio “Mijita”, Alonso Núñez Fernández “Rancapino Chico” y Pedro el Granaíno

Al baile: Carmen Herrera

Al toque: Miguel Salado, Manuel Valencia, Antonio Higuero, Paco León, Patrocinio Hijo y Nono Jero

Palmas: Manuel Cantarote, José Rubichi, Diego Montoya y Luis Monje

Presentador: Manuel Bohórquez

Mantenedor del homenaje: Antonio Barberán

 

Comparte este artículo

Filólogo madrileño. Media vida en Sevilla. Centinela de las palabras. Lo jondo le acelera peligrosamente el corazón.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X